Viernes 21 DE Febrero DE 2020
Cartas

Cínicos y descarados

Fecha de publicación: 11-02-20
Por: Arturo Martínez Gálvez / DPI 2330 50132 0101

Tienen el cinismo y el descaro de pedir indemnización, son además ignorantes de las leyes del país. Los diputados no tienen derecho a gozar de indemnización por varias razones, entre ellas, porque no son asalariados, porque solo se goza de indemnización por despido injusto, porque los diputados son dignatarios (que ninguno es digno), no son trabajadores a sueldo, porque son electos por voluntad popular, porque el período de ejercicio del cargo es de un tiempo o plazo determinado que lo marca la Constitución Política. Porque no se tipifica ningún elemento que distingue la relación laboral, como sería, entre otros, la subordinación a un patrono, no tienen horario de trabajo, porque ni trabajan, lo poco que hacen lo hacen mal; si quieren llegan o si quieren no llegan. Es decir, hacen lo que les da la gana. Viajan cuantas veces quieran y a donde quieran, a costillas del pueblo. No rinden cuentas a nadie y de ajuste son corruptos. Afortunadamente ya la CC se pronunció sobre su ilegalidad, de manera que si se llegara a autorizar la indemnización los que lo hagan caen en delito y desde luego la devolución de lo entregado. ¿Qué opinan los nuevos diputados que hacían alarde de ética y moral, durante la campaña? ¿Qué dirá el excontralor Carlos Molina, ahora diputado por la UNE, que se baboseó al pueblo?