Viernes 24 DE Enero DE 2020
Cartas

Los gustos y disposiciones del jefe

Fecha de publicación: 06-12-19
Por: José Luis García Salas / DPI 2832 62818 1010

A mediados de este año, el aún presidente de Guatemala, Jimmy Morales furtivamente viajó a Argentina para formalizar con el Gobierno de ese país sudamericano la compra de dos (2) aviones de interceptación –Pampa III– a un precio de Q210 millones, como si el dinero sobrara en Guatemala o fuera una compra prioritaria. Pues ninguna de las dos; pero desafortunadamente tenemos un Presidente que no entiende lo que es la pobreza, la educación, la salud o infraestructura vial, que sí son temas prioritarios y urgentes. Sin embargo, pretende justificar la compra en virtud de que se está poniendo en entredicho la soberanía del País. A cuál soberanía se refiere si de manera indignante y prepotente, el poderoso país del Norte con la complicidad de funcionarios públicos de absoluta confianza del presidente Morales se autorizó que Guatemala fuera un Tercer País Seguro que aparentemente tendría que ver con los temas de migrantes, fronteras, retenes y albergues. El contenido final de esta negociación se desconoce ya que todo fue tratado en forma misteriosa, ignorando a la fecha qué beneficios tendría para Guatemala. Sin embargo el movimiento de migrantes ya empezó y se tiene noticia que serán remitidos por EE. UU. a Petén aprovechando la cercanía de un aeropuerto internacional.
Mientras tanto y lamentando el gasto y el gusto en la compra de estos dos avioncitos se encontró que también había hecho otra compra en Colombia de un buque para ayuda humanitaria por un valor de Q93 millones sin justificación alguna pero ¿quién va a pagar todo esto? incluyendo un viaje a Turquía y a Emiratos Árabes para inaugurar dos embajadas que no se sabe a cuántos guatemaltecos atenderá y del cual ya se cancelaron dos pasajes de avión por Q67 mil cada uno.
Y por si fuera poco también el Congreso de la República nos impone una nueva y absurda disposición legislativa que se refiere a la aceptación de cargos y la rebaja de penas, la cual pareciera estar dedicada a los delincuentes y criminales o a un grupo político con problemas legales.