Domingo 15 DE Diciembre DE 2019
Cartas

Otra vez a los oídos sordos de Gobernación

Fecha de publicación: 08-11-19
Por: Jorge Mario Santos Arana / DPI 1958 32728 0115

Con la investidura ciudadana, se hace llegar, una vez más, esta necia, inclaudicable, incansable y sólida voz, a las cuerudas, fuera de serie, sordas e infructíferas autoridades de Gobernación, sean quienes sean, en el turno de gobierno que sea, para que al fin entiendan y tomen el papel que les corresponde, por obligación en el desempeño del puesto de trabajo del que se han servido, no importa que sea a pocos días de que se retiren de sus flamantes puestos mal desempeñados, para que se tomen la molestia, por cansancio de leer la misma letanía, para que encaminen alguna orden a manera de que se modere, se norme o se elimine, el uso abusivo y discrecional, de las molestas, encandiladoras, ilegales e imprudentes luces LED en muchos vehículos, particularmente, colocados en los parachoques de las camionetas extraurbanas y de muchos vehículos particulares, cuyos propietarios, haciendo gala de irrespeto, de su egoísmo, al pensar solo ellos, y que ya nuestras flamantes autoridades, para variar, por negligencia, incapacidad y comodidad, se han hecho de la vista gorda, quién sabe si ellos mismos no son los distribuidores e instaladores de estas enceguecedoras luces LED, pues aunque ya raya en terquedad el estarles señalando, cuál es su deber, pues por lo visto no lo saben o no lo asumen, abrazándose a la ley del menor esfuerzo y llevar una vida de funcionarios cómodos, improductivos, inertes, cual gatos de tienda, solo engordando y durmiendo.

Señores de Gobernación, de la jerarquía que sea, tal vez sea el personal de conserjería quien, mejor disponga, hagan algo, no sean cómplices de los accidentes que se generan por el uso de esas malditas luces, cuya principal acción es cegatonear a los conductores que manejan en sentido contrario a esas marcianas luces, durante la noche y madrugada.