Jueves 14 DE Noviembre DE 2019
Cartas

Al ex “dipukid” Giordano y demás aprovechados

Fecha de publicación: 22-10-19
Por:  JORGE RIVERA DEL ÁGUILA / DPI 1770 67772 0101

Los contribuyentes nos enteramos de la forma corrupta como ustedes utilizan el dinero de nuestros impuestos. Lo hacen hipócrita y falsamente, bajo la forma de “caja chica” del Congreso. Echan mano de nuestro dinero como auténticos depredadores, son un vivo ejemplo de la cleptocracia. Robo descarado, continuado y por eso intolerable, cuando frecuentan restaurantes en los que degustan finas comidas y bebidas. Las mesas de los restaurantes son para comer, beber, departir o divertirse, pero no para el trabajo. Para eso tienen el hemiciclo parlamentario, el cual ustedes convierten en un sitio de reunión social, en el que si no se la pasan platicando, están pegados a sus celulares y computadoras. Se trabaja en oficinas, en mesas serias de trabajo, en lugares en los que se estudia, se da y recibe información, se debate y se toman decisiones. Giordano, según nos enteramos, se permite invitar y halagar, con almuerzos, utilizando fondos públicos, hasta a 50 personas. Claro, lo que nada le cuesta lo hace fiesta. ¿Para sus fines personales, para negociar quién sabe qué apoyos? Pues que invite hasta a cien, a cuantos le dé la gana, pero pagando con su propio dinero, no con el de los contribuyentes, porque eso es pura y dura corrupción, propio de los políticos amigos de lo ajeno. Eso que menciono y el caos del Congreso de la República, donde parece que es desconocida la palabra control ni responsabilidad y dar cuentas, donde su presidente y junta directiva parecen estar pintados, todo eso es lo que desprestigia al Legislativo y lo hace odioso y despreciable a los ojos de la ciudadanía. ¡Y pensar que algunos diputados hepáticos, arrogantes y prepotentes han venido a hacer aún más detestable el Congreso con sus bajas e innobles acciones revanchistas, patéticamente bajas e innobles, como las que últimamente se han dado!