Martes 12 DE Noviembre DE 2019
Cartas

En relación a columna de opinión Eduardo Velásquez

Fecha de publicación: 12-10-19

HÉCTOR SANTIAGO CASTRO MONTERROSO / DPI 1767 66995 0101

Con fechas 3, 7, 10, 14, 21 y 24 de septiembre del año en curso, el columnista Eduardo Antonio Velásquez Carrera ha publicado en elPeriódico columnas relacionadas a varias obras físicas de la Universidad de San Carlos de Guatemala.

Estas publicaciones contienen información imprecisa especialmente en el proyecto “Compra de terreno para un centro universitario metropolitano” en el cual participé como integrante de la Junta de Licitación. Dichas publicaciones son tendenciosas y solo dañan mi imagen, honorabilidad, dignidad y trayectoria dentro de la Universidad de San Carlos. Además, por ser información parcializada, Velásquez Carrera únicamente contribuye a deteriorar la imagen de la Universidad de San Carlos publicando opiniones que no son apegadas a verdad.

En la publicación se menciona que se gestionó “…ante el Consejo Superior Universitario –CSU– de forma anómala e inadecuada, la Junta de Licitación estuvo integrada por …Héctor Santiago Castro Monterroso…” continua presentando información imprecisa como esta “En este caso, lo más grave de las denuncias presentadas es que la Junta de Licitación compra un terreno que no llenaba los propios requisitos establecidos en la licitación privada que realizaron. Hay dudas también sobre los precios, pues se presume sobrevaloración del terreno…”. Sobre estos señalamientos infundados debe aclararse que el proceso tuvo la revisión de la Auditoría Interna, por lo cual no existió espacio alguno para no cumplir con las Bases de Licitación y que la Junta de Licitación tomó la decisión de adjudicación, basados en lo que indica la Ley, o sea en el avalúo de la Dirección de Catastro y Avalúos de Bienes Inmuebles, por lo que de nuevo hay una afirmación tendenciosa, imprecisa e infundada, ya que DICABI es el ente oficial del Estado, que establece los precios para las operaciones de compra-venta como las que tenía la Junta de Licitación para la compra de un Terreno para un Centro Universitario Metropolitano. Este precio fue bastante menor al que presentó el oferente, que de paso, fue el menor precio entre los precios de oferta dentro de la Licitación. El suscrito ha realizado su actuar de forma honesta, correcta y basada en Ley, lamentando que se haya mencionado mi nombre sin consultar todos los aspectos de este señalamiento; que además, ha sido contra-revisado por la Contraloría General de Cuentas y no ha encontrado anomalía ni acción inadecuada. Los documentos que sustentan mi afirmación están disponibles en el ente Contralor del Estado, por lo cual se me ha extendido el finiquito correspondiente.