Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Cartas

“Animula Vagula Blandula”

Fecha de publicación: 07-09-19

César Vásquez Becker / DPI 2557816440101

 

Es el nombre de la primera parte de la novela Mémoires d’Hadrien, de Marguerite Yourcenar. Esas tres palabras forman parte del famoso poema escrito por el emperador Adriano muy próximo a morir. Como soy estudioso del latín, al iniciar la lectura de la obra traduje libremente esos vocablos así: “Pequeña alma inconsistente y vagabunda”, y terminé la brillante obra, como se dice, con avidez, convencido de que la frase en latín estaba bien traducida. Sin embargo, al finalizar tuve alguna duda y comencé a investigar. Lo primero que hallé es que se han realizado muchas traducciones de esas primeras tres palabras en diversos idiomas. Grace Frick, escritora y traductora inglesa, también amante durante muchos años de Marguerite Yourcenar, a quien ella le permitió que tradujera sus Memorias de Adriano, tradujo así esas tres palabras del latín al inglés: Sweet Little soul, fickle, yet cuddlesome. Mucho antes, Lord Byron, el insigne poeta inglés, presentó esta traducción: Ah! gentle, fleeting wav’ring sprite. De la misma manera, tiempo después, Julio Cortázar, que además de haber sido un escritor fenomenal también fue un gran traductor, cuando tradujo Mémoirs d’Hadrien al idioma español, esas tres palabras en latín fueron traducidas como: “Mínima alma mía, tierna y flotante”. Si Adriano estuviera vivo y se le pudiera consultar, diría simplemente: ¿por qué tanto alboroto? Lo que escribí quiere decir Animula Vagula Blandula, y punto. Fuente: Marguerite Yourcenar Mémoires d’Hadrien, suivi d’un Carnet de notes.