Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Cartas

40 años del Colegio Metropolitano

Fecha de publicación: 03-09-19

CELSO CEREZO BREGNI / EXALUMNO METRO PROMO 94

Hace 40 años una pareja de visionarios, educadores y emprendedores, con un gran amor por esta patria, decidieron fundar una institución educativa, mixta y bilingüe, en aquel entonces experimental, que se centrara en el ser humano, en la realización de la persona y en la realización del individuo como miembro activo de la sociedad. Raymundo, de origen estadounidense, pero de corazón chapín, se habría graduado de Licenciatura en Pedagogía y Administración Educativa por la Usac, con una Maestría en Administración y Supervisión Educativa de Memphis State University. Carmen Alicia, su compañera de fórmula, era una excepcional maestra del Colegio Monte María. Se conocieron y su matrimonio dio lugar no solo a una familia unida centrada en Dios, sino que también a una institución sólida y líder en la formación de bachilleres y profesionales de alta instrucción y, sobre todo, a una sociedad más humana cimentada en valores de antaño. Es así como nace el Colegio Metropolitano, fundado el 1 de septiembre del año 1979. Las primeras instalaciones estuvieron en la cuchilla entre la segunda y tercera avenida de la zona 14 para luego mudarse a la décima avenida de la misma zona y desde allí consolidarse y crecer. Las instalaciones no eran lujosas, los techos eran de lámina, pero el ambiente y el espíritu eran los ideales para aprender. Junto al Colegio, inicia la Metro Familia, una comunidad de alumnos, exalumnos, padres de familia y docentes que además de compartir principios, recuerdan con mucha nostalgia el pasar de sus años por el colegio y que se unen cual amalgama de acero, cuando la vida así lo requiere. Son tantas vivencias y enseñanzas que cada uno guarda del Colegio Metropolitano, que sería muy difícil listarlas todas. Somos cientos de beneficiados de forma directa e indirecta. Muchos hemos de recordar la célebre frase de Raymundo “if there is a will, there is a way”, que en buen chapín se traduce a “querer es poder”. Frase que todos hemos recordado y a la cual hemos acudido, en situaciones adversas y difíciles. Una de las frases de Carmen Alicia es “the sky is the limit” (el cielo es el límite) y nos la repetía a cansancio, hasta convencernos de que éramos capaces de alcanzar cualquier meta. “Colegio Metropolitano, familia escuela y sociedad, un triángulo unidos formamos, de amor instrucción, libertad” es como inicia el himno del Colegio Metropolitano, escrito por los estudiantes de la promoción 93 y música compuesta por el profesor Roberto Vidal, himno que aún rememoramos y compartimos con nuestros hijos, y cuya letra sigue viva. Hoy, en el marco de la celebración de los 40 años del Metro, damos gracias a Raymundo y Carmen Alicia, fundadores, por el tiempo y esfuerzo que dedicaron a nuestra educación y formación. Si bien, ellos ya no participan activamente de la administración del colegio, permanecen con nosotros al haber dejado su huella incalculable y su legado en la educación de Guatemala, un impacto verdaderamente difícil de medir y alcanzar.

Con la estima y cariño de la Metro Familia, infinitas gracias.