Viernes 15 DE Noviembre DE 2019
Cartas

No tengo comunicación

Fecha de publicación: 31-08-19

DENIZARD AQUECHE MEDRANO / 1860 09747 0101

Con profunda preocupación por el contenido del reportaje publicado el día lunes 26 de agosto del presente año acerca de “exempleado de diputado se convirtió en millonario” me veo en la necesidad de aclarar los hechos consignados por su gravedad.

Desde hace aproximadamente 19 años que no tengo comunicación con el señor Edin Leonel Casasola Martínez, si bien es cierto en algún momento de mi vida he tenido relación con el señor antes mencionado, en ningún momento me ha ayudado en cuanto que se asignen proyectos a la empresa de la cual soy propietario.

Durante todo el tiempo que tengo laborando en la construcción, he ganado experiencia, así como por la buena manera en que trabajo he ganado clientes, si bien es cierto he participado en concursos de licitación para trabajar con el Estado, he llenado todos los requisitos, así como que pocas empresas de construcción en Guatemala tienen la experiencia que Construdam posee, lo que puede verificarse en los mismos concursos de licitación en los cuales he participado.

Me genera suma preocupación, que en la noticia se entiende o se quiere dar a entender que por una supuesta relación de amistad que tengo con ciertos funcionarios del actual gobierno o con el diputado Edin Leonel Casasola Martínez, se me han asignado obras a realizar, lo cual es totalmente falso y como repito puede corroborarse en los concursos de licitación en los que he participado así como desmiento de forma categórica que haya tenido alguna comunicación con funcionarios del actual gobierno para que me sean asignadas obras a realizar.

El prestigio que he ganado con la empresa Construdam, ha sido de forma honrada y trabajando duramente de lo que pueden dar fe muchas personas. Repudio totalmente los actos de corrupción, así como que nunca participaría en un hecho ilícito para que me sean asignadas obras a trabajar.

Si bien es cierto se me han asignado obras a realizarle al gobierno, no es cierto que se me haya pagado la totalidad del precio pactado, ya que a la presente fecha se me adeuda gran cantidad de dinero en obras que ya se realizaron, al extremo que hace un par de años estuve a punto de la bancarrota, saliendo de la misma con trabajo y desvelo.

En ninguna parte del reportaje se demuestra con prueba o algún indicio que mi persona haya cometido algún hecho ilícito, lo que sí se causa es exponer a mi familia y mi persona ante la delincuencia que crea lo escrito en dicho reportaje y quieran lucrar con mi vida o la de mis familiares. Lo que sí se ha logrado con el reportaje en mención es dañar mi imagen como empresario y poner en duda mi honorabilidad, quieren hacer creer que en Guatemala solamente con corrupción o sobornando se puede salir adelante y eso no es cierto, yo soy ejemplo de ello, con trabajo y fe en Dios podemos salir adelante y así a Guatemala una gran nación.

Asimismo en la noticia publicada se quiere confundir a los lectores publicando supuestos contratos de la empresa de mi propiedad de nombre Construdam, con la empresa de nombre Construec, que si bien es cierto trabajé en la segunda como asistente, hasta el año 2000 tengo relación con ella, por lo que no son de relevancia a mi persona los contratos asignados a dicha empresa.