Viernes 23 DE Agosto DE 2019
Cartas

Nos quedará más difícil ir al Mundial

Fecha de publicación: 19-07-19

CÉSAR LEONEL MEJÍA RODRÍGUEZ / DPI 1876 03146 0101

La Confederación de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe de Fútbol (Concacaf), el organismo regional que dirige el fútbol, determinó un nuevo formato de clasificación a la Copa Mundial de Fútbol 2022. Un formato polémico, porque prácticamente no les exige mayor cosa a las llamadas potencias futbolísticas del área y por el contrario, les pone demasiadas trabas a los demás equipos que no clasifican entre los primeros seis lugares de Concacaf según el ranquin mundial de la FIFA. Al día de hoy, las seis selecciones mejor clasificadas de Concacaf son Estados Unidos, México, Jamaica, Costa Rica, El Salvador y Honduras. Estas seis accederían a una fase hexagonal donde los tres primeros clasificados pasan directo a la Copa del Mundo. Y las 29 selecciones restantes del área, tienen que jugar otro torneo de grupos y fases de eliminación. Y solo el campeón de esos 29 equipos, ni siquiera tendrá segura alguna plaza directa al Mundial, sino tiene solo el derecho de disputarse con el cuarto lugar de la hexagonal, la eliminatoria intercontinental de la FIFA para poder ir al Mundial. Es una total desconsideración para las naciones del área, muchas de las cuales, mostraron un buen nivel en la pasada Copa de Oro 2019. Un poco más, y estarán en condiciones de competir junto a los gigantes México y Estados Unidos. Para que fuera justo, tendrían que jugar las 35 selecciones el mismo torneo en fase de grupos y luego fases clasificatorias, hasta llegar a las semifinales y los primeros tres accedan al Mundial. Así debería ser, porque de hecho, Estados Unidos no clasificó al último Mundial, México estuvo muy cerca de quedar fuera de Brasil 2014, Costa Rica no fue al Mundial 2010, Honduras no fue al Mundial 2018 y El Salvador no va al Mundial desde 1982. No hay razón para que les hagan semejante favor y casi les entreguen las plazas directas al Mundial. La Concacaf le ha dado una puñalada al fútbol regional en general con ese formato que es altamente discriminatorio y muy cuestionable. No habrá ninguna garantía de que efectivamente sean los mejores del área quienes vayan al Mundial 2022.