Jueves 19 DE Septiembre DE 2019
Cartas

Proceso electoral no debe ser deslegitimado

Fecha de publicación: 15-05-19

JORGE RIVERA DEL ÁGUILA / DPI 1770 67772 0101

El juzgador Víctor Cruz cuenta ahora con dos agentes asignados por el Ministerio de Gobernación, más un vehículo blindado de la SAAS, para garantizar su protección. ¿Teme el juez por las consecuencias de sus decisiones judiciales? ¿Qué teme el juzgador? Es que el sistema se está pervirtiendo en nuestro país, por la injerencia. Como escribe el periodista Luis Morales Chúa: “Para que el sistema democrático republicano sea eficaz y justo, es indispensable que los poderes Ejecutivo, Legislativo y Judicial desarrollen su trabajo constitucional en forma separada y con total independencia”. Esto es innegable y es lo que manda la Constitución. ¿O ya se volvió trapo sucio la Ley de Leyes? Se ha sabido que, entre el 20 y el 22 de marzo, después de que Cruz emitiera la orden de captura contra la ex fiscal general y candidata presidencial del partido Movimiento Semilla, Thelma Aldana, dicho juez solicitó al Ministerio de Gobernación tanto el vehículo blindado como los agentes. ¿Por qué lo pide al Ejecutivo no al Organismo Judicial? ¿Es pregunta sin respuesta o la pregunta del millón?

Exdirectivos de la SAAS –continúa la información de elPeriódico– señalaron que la colaboración entre las dos instituciones siempre ha sido para solicitar apoyo del Mingob para la SAAS y no al revés; lo que hace que este caso sea “especial” o extraordinario. Da en qué pensar al más ingenuo. Entre las atribuciones de la SAAS, –bien claro está en la ley–, solo figura la seguridad del Presidente y Vicepresidente, así como de la familia de ambos. También debe brindar protección de forma temporal a jefes de Estado que visiten el país o candidatos presidenciales que pasan a segunda vuelta electoral. Esto huele mal, porque hay indicios racionales de tratos bajo la mesa, sobre todo después de que acaba de ser denunciada una descarada injerencia del Ejecutivo sobre el Congreso de la República. Ahora parece abarcar también al Organismo Judicial.

La orden de captura emitida por el mencionado juez ha tenido maniatados al partido y a la candidata afectados a realizar campaña y, más grave aún, pretende dejarla fuera de la contienda, lo cual hace que el proceso pierda legitimidad. ¿Campea tanto ya la corrupción en el país? ¿No hay quien defienda valores como la equidad y la justicia? Con dados cargados no es legítimo jugar. Comparto el criterio del Presidente del TSE y de una Magistrada del mismo: dejar participar a las dos candidatas que aún están en impasse favorece la democracia: Thelma Aldana, y Zury Ríos también.