Domingo 26 DE Mayo DE 2019
Cartas

No formé parte deun grupo de prestamistas

 

 

Fecha de publicación: 26-04-19
Por: Carlos Rafael Pellecer de León/ Abogado y Notario Colegiado 4,200

En la sección de El Peladero de elPeriódico de fecha 14 de abril del año 2019, aparece una nota periodística relacionada con la procesión de San Bartolomé Becerra, de la ciudad de La Antigua Guatemala que se denomina “La usura es pecado”, en la cual se refieren a una persona de nombre Carlos Pellecer, un abogado antigüeño que va por el mundo pregonando su pureza y santidad. La cual manifiesta que durante muchos años la persona aludida (Carlos Pellecer), participó en un grupo de abogados, dedicados a los préstamos informales, gracias a los cuales se apropió de valiosas propiedades ubicadas en la ciudad colonial, en dicha nota se invita al regente de las procesiones a que revise la doctrina de la encíclica Rerum Novarum y lo que la misma Iglesia ha dicho sobre la usura.

Mi nombre es Carlos Rafael Pellecer de León, Abogado y Notario, colegiado 4,200, egresado de la Centenaria Universidad de San Carlos De Guatemala, con más de 25 años de ejercicio profesional, actualmente me siento honrado y orgulloso de ser el Presidente de la Hermandad de la Consagrada Imagen de Jesús Nazareno de San Bartolomé Becerra, y es cierto que en mi calidad de Presidente procedí a retirar a un hermano cargador de la consagrada imagen de San Bartolomé Becerra, por participar en el cortejo procesional en estado de ebriedad, al cual invite con toda cortesía a que abandonara el cortejo procesional por no cumplir con las requisitos establecidos por la hermandad para conducirse en la procesión del Quinto Domingo de Cuaresma lo cual él aceptó, se le devolvió el valor del turno y se retiró del mismo sin ningún problema.

En lo que respecta a la persona aludida (Carlos Pellecer), me permito indicar que yo no soy un Abogado que formé parte de un grupo de abogados dedicados a los préstamos informales y que como consecuencia de dicha actividad me apropié de varios inmuebles ubicados en la ciudad de La Antigua Guatemala, aclaro que lo externado en la nota periodística es totalmente falso, tendencioso y espurio, cuyo único fin es atentar en contra de mi honorabilidad, honradez y reputación profesional, pero si alguien tiene las pruebas contundentes que demuestren que he participado en estructuras de esta naturaleza, con la misma cortesía que fue retirado el hermano cargador de la procesión, invito a la persona que fue la fuente de la nota titulada “La usura es pecado”, a que presente su denuncia ante el Ministerio Público, para que dicho órgano inicie las investigaciones correspondientes.