Domingo 26 DE Mayo DE 2019
Cartas

Absurdo, ridículo y un poco idiota

Fecha de publicación: 17-04-19

JORGE RIVERA DEL ÁGUILA / DPI 1770 67772 0101

Sandra Torres, al acudir a una jueza a quejarse y pedir protección contra el hecho de que se la investigue por financiamiento ilícito en las últimas elecciones, logra que una juez, desnaturalizando el sistema de protección hacia las mujeres víctimas de violencia machista, ordene que la juzgadora le ordene al fiscal que no haga nada que pueda perturbar o intimidar a la candidata. Nada más ridículo. La ley protege a las mujeres contra la violencia machista, pero aquí ni de lejos existe violencia de esa naturaleza. Se trata de una investigación por financiamiento ilícito. ¿Dónde está la violencia machista? Se está manipulando una ley, ideada para casos de violencia doméstica y aplicándola a un caso que nada tiene que ver.

Se trata de un fiscal, Juan Francisco Sandoval, cumpliendo su función legal de fiscal especial e investigador contra la impunidad, actuando para que la candidata sea procesada ante la acusación, bien probada ya y hasta hecha pública, de que recibió financiamiento ilícito en las elecciones de 2015. El caso es público y a todos nos impactaron los audios que se filtraron, audios en que se habla de los 40 millones de quetzales que la UNE iba a recibir de cierto financista. La queja de Torres contra el hecho de que está siendo investigada anticipa cierto autoritarismo inadmisible en una democracia que no lo sea solo de fachada. Además, sabemos que ella es secretaria o exsecretaria de la Internacional Socialista. Ningún guatemalteco consciente puede querer el fracasado socialismo para nuestro país. Está probado que el socialismo es la peste. Recordemos a Venezuela y caminemos con pies de plomo. Exijamos en los candidatos idoneidad, capacidad y honradez. No a las mañas de la vieja política.