Domingo 22 DE Septiembre DE 2019
Cartas

Yo elijo

Fecha de publicación: 16-04-19

LUIS BROL LIUTI / DPI 2274 93338 0101

Como ciudadano guatemalteco, tengo el derecho de elegir y ser electo. Creo que el futuro político de nuestro país debe estar en manos de nuestros jóvenes con altos valores morales, cívicos, honorabilidad, idoneidad y plenamente identificados con Guatemala, conscientes de que “la Política es el arte de gobernar y dirigir un país, a través de Planes y Proyectos de Desarrollo Económico, Social y Cultural sostenibles en el corto, mediano y largo plazos, tendientes a beneficiar a la totalidad de la población, sin exclusión ni discriminación de credo, género y etnia. Jamás beneficiarse de ella para enriquecerse”. Deben estar dispuestos a cambiar la situación social, económica y política actuales, tan deplorables que atraviesa nuestra patria, derivado de la corrupción con la que la vieja política ha gobernado nuestra nación por años, sumiéndola en la extrema pobreza y perpetuándose en el poder. Nos encontramos en un periodo electoral atípico e igualmente sombrío que los anteriores, en el que es evidente la corrupción imperante que lo caracteriza, con los mismos participantes de siempre, con 25 o 27 partidos políticos peleándose por la Guayaba, con algunas caras nuevas. Todos sin planes de trabajo consecuentes con nuestra realidad nacional; algunos, con discursos populistas al estilo de “Ni Corrupto Ni Ladrón” y de “A mí me Toca”. Con los tres poderes del Estado y varias de sus instituciones cooptados por la corrupción.

Por motivos de trabajo, conozco la “Otra Guatemala” , no precisamente la “Guatemala Inmortal” que pregonan nuestra Constitución e Himno Nacional, sino aquella que muere de hambre, por falta de oportunidades de trabajo, salud, educación, vivienda, tierras para trabajar, agua, medios de comunicación, caminos y carreteras etcétera. Debido a la falta de “Políticas de Estado”, que superen esa caótica situación y por la incapacidad de nuestros gobiernos de generar zonas de desarrollo económico, social, educativa y cultural, salubridad y estructura vial, que permitan el desarrollo humano de toda la Nación, sin excepción alguna. Ya “NO MÁS DE LO MISMO” ni de “A MÍ ME TOCA”. Entre los participantes, hay caras nuevas que puede resultar interesante analizarlas, a través de sus planes y proyectos de gobierno.