Viernes 24 DE Mayo DE 2019
Cartas

#YoApoyoamiPaís

Fecha de publicación: 16-01-19

JORGE CARLOS BARRIENTOS / DPI 2306 42993 0101

Ahora resulta que el Ejecutivo tiene como prioridad velar por casos migratorios de familias no guatemaltecas, que, según el proceso migratorio solicitar residencias y en este caso “pasaportes” que solo son designados a ciudadanos guatemaltecos, llevan un trámite de tiempo considerable y no digamos que para poder obtener la ciudadanía tienen que comprobar su residencia en el país por un tiempo definido como lo establece la ley; huir con las bolsas llenas, les dio el derecho para poder hacerse de amistades poderosas que podían en tronar de dedos, otorgar asilo, residencias y de una vez pasaportes para ser recibidos como reyes, con el derecho de gozar de garantías de protección que nosotros los ciudadanos guatemaltecos nunca gozamos.

Qué vergüenza me da que el señor presidente haya presentado este caso en particular (que tiene mucha tela que cortar en contra del gobierno y no lo beneficia) como justificación de su decisión de terminar con el mandato de la CICIG y que hayan sido ellos el primer caso presentado, o sea vale más la oligarquía rusa que los otros casos de ciudadanos guatemaltecos presentados.

Ahora los nenes del Congreso quieren quitarle el poder a la CC y abrir un enorme pasillo para hacer lo que quieran por el tiempo que quieran y como ellos quieran con el país.

Ahora hago la pregunta, ¿si tanta era la gana de sacarlos, porque no esperar a que se termine el mandato? Pero claro, el esperar meses implica que casos de alto impacto sean perseguidos y que posiblemente resulten en muchas cabezas rodando en la mesa, cabezas que desde el inicio han estado detrás de todo este circo, por no decir las bellezas de Avemilgua.

Quiero ser justo y también critico a la CICIG por no tomar acciones que evitaran este conflicto, y a la ONU por caer en este capricho de niños berrinchudos. ¿Ellos de primera mano conocen el valor de la institución y la misión que conlleva, por qué no conformar otro equipo de investigación con tal vez mejores credenciales y reemplazar al actual? pero evitar a toda costa ser vetados del derecho de presencia como ente anticorrupción en el país y que no puedan seguir otorgando ese apoyo investigativo a un país que tanto lo necesita.

Qué triste que en un año que debería de dar por lo menos un destello de luz al final del túnel con nuevas elecciones, solo inicia arrojando una pila completa de mierda al inicio del camino y aunque lleguemos al final de ese destello, ya vamos a ir más embarrados que nunca.

¿Qué nos queda? Pues en mi caso, doblar rodillas, prenderle una mega veladora a mi colocho allá arriba y pedirle a gritos, que tenga misericordia de nosotros, que no permita que sigan paseándose en una nación que un día anhela ser justa ante sus ojos y a los ojos del mundo entero, en resumen es pedirle al colocho ¡¡un milagrote!!