Domingo 23 DE Septiembre DE 2018
Cartas

Nunca he laborado en el ramo aduanero

Fecha de publicación: 25-08-18
Más noticias que te pueden interesar

M.S. Mario Enrique Pérez Granell / DPI: 1954 76182 0501

En relación a la información sobre mi persona, publicada en el diario elPeriódico, el 1 de julio y 19 de agosto del año en curso (elPeladero) acudo por la falta de veracidad del contenido publicado. Al respecto, comparto lo siguiente:

En el año 1983 ingresé a laborar en la Dirección de Rentas Internas del Ministerio de Finanzas Públicas hasta el 31 de diciembre de 1998. A partir del dos de enero de 1999 me incorporé a la SAT por mi experiencia y créditos académicos, luego de haber superado los procesos de reclutamiento y selección en dicha institución. Sin embargo, nunca he tenido la oportunidad de haber ocupado la posición de gerente de recursos humanos, ni posiciones para revitalizar las mafias en aduanas, como se describe en la nota periodística. Así mismo, y con toda la solvencia le aseguro que nunca he laborado en el ramo aduanero.

Cuando sucedieron los hechos conocidos como el caso La Línea, su servidor ya no laboraba en la SAT, habiendo renunciado el 2 de abril de 2012. No obstante, la nota periodística me vincula a esos indeseables hechos. Otro dato nada veraz de la nota periodística es la afirmación de que su servidor era el encargado por un lustro, de auditar devoluciones para realizar cobros del 15 por ciento. Al respecto y categóricamente le manifiesto que nunca he auditado devoluciones de crédito fiscal. Además no poseo las competencias para realizar tal actividad, en virtud que mi título es de Abogado y Notario y no de Contador Público y Auditor.

El 2 de julio del presente año nuevamente fui contratado para prestar mis servicios profesionales en la institución y no como Gerente de Recursos Humanos. En virtud de lo antes expuesto, solicito respetuosamente a su persona girar sus instrucciones a efecto cese este tipo de noticias sin fundamento que afectan directamente a mi persona e indirectamente a mi honorable familia. Por mi parte considero que puede tratarse de un error involuntario; por lo que agradeceré se aclare manifestando el error cometido, al involucrarme en tan deplorables hechos.

Etiquetas: