Sábado 21 DE Septiembre DE 2019
Cartas

Aeropuerto Internacional

Fecha de publicación: 07-08-18

Raúl García Salas Hernández / DPI 1665 66551 1604

 

Es triste, lamentable y sobre todo vergonzoso, que contando con un solo aeropuerto internacional, reconocido en el mundo moderno, no podamos tenerlo en las mejores condiciones y que en vez de ser motivo de orgullo y una verdadera puerta para entrar al turismo guatemalteco, principalmente al subvaluado y saqueado mundo maya, se sume a la lista interminable de dependencias gubernamentales corrompidas en Guatemala y que a pesar de los millones inyectados por la Dirección General de Aeronáutica Civil, ¿dependencia de qué ministerio?, continuemos con los mismos problemas: falta de una línea aérea nacional (¿Y qué pasó con Aviateca?), falta de mantenimiento de las pistas de aterrizaje y de aparcamiento, falta de control sobre los hangares privados, falta de aire acondicionado, falta de una banda transportadora de equipaje moderna y funcional, falta de áreas cómodas de parqueo para vehículos y estancia de pasajeros y familiares que llegan al aeropuerto a recibir o a despedir a viajeros, falta de un sistema moderno de baños, y, por qué no hasta de regaderas, falta de un verdadero y moderno control de equipaje para control de ilícitos, falta de pantallas de aviso de llegada y salida de aviones al alcance de todos los pasajeros y de sus familiares, sobre todo de los que están afuera, de pie, soportando las inclemencias del tiempo, expuestos al latrocinio de los aprovechados, y a expensas de “estirar el pescuezo y alargar la vista” para estar pendiente de la llegada de sus familiares, que en su mayoría son personas de clase media o pobre que hacen el esfuerzo de viajar a visitar a familiares en el extranjero. No dejemos que el único aeropuerto internacional que todavía respira por pausas, pase a categoría inferior y perdamos una fuente de ingresos tan importante.