Domingo 24 DE Marzo DE 2019
Cartas

La basura

Fecha de publicación: 03-08-18
Más noticias que te pueden interesar

Raúl García Salas Hernández / DPI 1665 66551 1604

 

Posterior a esa tragedia nacional, vuelven a aparecer los problemas tradicionales de la ciudad de Guatemala, como el transporte, el agua y sobre todo la basura.

 

Es con respecto a este último tema que a los guatemaltecos nos da la sensación que las diferentes administraciones municipales nos han quedado debiendo pues han permitido que el Relleno Sanitario de la zona 3 y los basureros clandestinos que pululan por y cerca de los barrancos que rodean a la metrópoli capitalina, los cuales perfectamente podrían convertirse en cinturones ecológicos y áreas de paseo y descanso para los habitantes de la antigua Tacita de Plata, se conviertan en focos de contaminación cada vez mayores.

 

Creo que la solución no es ir llenando el Relleno Sanitario a expensas de vidas humanas, malos olores, contaminación y un espectáculo deprimente, sino buscarle una solución definitiva, como han hecho ciudades del primer mundo. La falta de recursos económicos podría ser el primer obstáculo que habría que salvar en esa lucha, pero el famoso diez por ciento constitucional que cobran puntualmente las municipalidades que rodean a la ciudad de Guatemala y que se aprovechan del famoso basurero de la zona 3, podría sin lugar a dudas, ser el inicio de un gran proyecto (megaproyecto) que debiera contar con personal altamente calificado y entonces viene la pregunta de cuánto costaría enviar a especializarse a profesionales en la materia, a países como Japón o Canadá que estoy seguro no convierten barrancos o depresiones de terreno, o peor aún, ríos y mares en verdaderos vertederos de basura. Por supuesto que tendría todo que ir asociado con un plan educativo a nivel nacional para separar los desechos sólidos, reciclar los que se puedan, y emprender negocios o pequeñas empresas con los que no son ecológicamente convertidos en material reutilizado. Se habla de utilización de la basura como abono orgánico y como fuente de energía que utilizan otros países. Pues nuevamente viene la sugerencia de capacitar personal para buscarle una solución definitiva. Los guatemaltecos merecemos un ambiente más limpio y más ecológico. Reflexionen por favor.

Etiquetas: