Martes 25 DE Junio DE 2019
Cartas

Arzú hijo

Fecha de publicación: 03-07-18

Gerardo Alvarado / DPI 1653 82988 0901

 

Este jovenazo quiere actuar de la manera prepotente que acostumbraba el difunto, olvidándose de las leyes y reglamentos que rigen al Congreso y que debe respetar por ser Presidente del mismo. ¿Cómo es posible que él quiera dirimir sus asuntos personales sin consultarlo al Congreso? Incoa una demanda contra una Entidad que a menudo pone los puntos sobre las íes, y se hace asesorar por un leguleyo que tiene más colas que 50 culebras juntas. No cabe duda que en el caso de este joven bien caben estas palabras: “Lo que natura non da, Salamanca non presta”. Qué tristeza para nosotros los guatemaltecos que legisladores como el citado, sean los que dirijan nuestra institucionalidad, “cosas veredes Sancho amigo…”.