Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Cartas

El arte de enseñar

Fecha de publicación: 27-06-18
Más noticias que te pueden interesar

Raúl García Salas Hernández / DPI 1665 66551 1604

 

En esta fecha dedicada en nuestro país al magisterio nacional, quisiera rendir un sencillo homenaje a mi maestra de primaria de la Escuela Pedro Pablo Valdez, la señora Doña Imelda Azurdia Vda. de Lazo, quien no sé si aún está con vida pero que recordaré no solo por sus enseñanzas sino por una anécdota que me tocó vivir al recibir sus clases.

 

En una de ellas, cuando enseñaba los elementos de la oración, sujeto verbo y complemento, junto con todos los otros compañeros del grado, en vez de poner atención, estábamos molestando, lo que obligó a la profesora a cancelar la clases y dejar como tarea para el día siguiente, la presentación de cinco oraciones que tuvieran los elementos antes descritos.

 

En el afán de no quedar mal, y sin haber entendido la tarea, se me ocurrió copiar cinco oraciones y así lo hice, copiando literalmente, el Padre Nuestro, el Ave María, el Credo, la Salve Reina y el Gloria, las que presenté al día siguiente. No le quedó otro remedio que ponerme 10.

 

Años después, encontré la dirección de la maestra, la hallé con déficit visual y no se recordaba de mi persona, hasta que le recordé lo de las oraciones. Lloramos juntos de la emoción y del sentimiento. Un agradecimiento eterno para Doña Imelda y que donde esté, Dios la siga bendiciendo por todo el bien que sembró entre sus alumnos. Con respeto.

Etiquetas: