Domingo 24 DE Marzo DE 2019
Cartas

Preguntas con respuestas

Fecha de publicación: 24-05-18
Más noticias que te pueden interesar

Raúl García Salas Hernández / DPI 1665 66551 1604

 

¿Si los guatemaltecos fuéramos honrados con nosotros mismos, cumpliendo con la ley y respetando la Constitución de la República, necesitaríamos de instancias como la CICIG? ¿Si nuestras leyes fueran bien aplicadas y la interpretación de las mismas fuera la correcta, los distintos grupos de manifestantes bloquearían a su sabor y antojo, las calles de la ciudad capital, cuando lo deciden, con una simple comunicación a las autoridades, sin el más mínimo rechazo?

 

¿Si el gobierno actuara con austeridad, con eficiencia, sin corrupción ni apropiación indebida de lo que les pertenece en justicia, estaría el pueblo descontento?

 

¿Si el Congreso de la República legislara y se ocupara de la ley pública, generando proyectos en beneficio de la colectividad, habría tanta inconformidad y tan bajas calificaciones para su desempeño, obligado por ley y calificativos de mediocre para arriba para la mayoría de los congresistas?

 

¿Si denunciáramos actos ilícitos reñidos con la ley, necesitaríamos de organismos internacionales que participaran en nuestra política interna?

 

¿Si hiciéramos un buen uso de las finanzas públicas, necesitaríamos de préstamos millonarios que nos endeudarán por generaciones a la clase media guatemalteca? ¿Será posible que algún día un presupuesto sea menor que el del año anterior, eliminando los cientos y miles de plazas fantasma que representan millones de quetzales y ajustándonos en realidad a lo que generamos?

 

¿Será posible recortar Ministerios y Secretarías totalmente innecesarias y que solo sirven para pagar gastos y compromisos de campaña?

 

Finalmente, ¿será posible llegar a las próximas elecciones generales de 2020, con otra perspectiva, menos funcionarios, la mitad de diputados, sin transfuguismo ni reelección, sueldos ajustados a la realidad nacional, una Contraloría General de Cuentas vigilante de nuestro erario, un Ministerio Público consciente y pendiente de que la corrupción vaya a la baja, una Procuraduría General al servicio de la ciudadanía, una PDH funcional y activa, de acuerdo con las circunstancias, todas actuando de oficio y una readecuación general de puestos y salarios para todos los empleados de la administración pública?

 

¿Sería posible votar entre 3 a 5 partidos serios y formales de unos 200 a 250 mil afiliados? O será mucho pedir.

Etiquetas: