Jueves 21 DE Marzo DE 2019
Cartas

Diplomacia

Fecha de publicación: 19-05-18
Más noticias que te pueden interesar

Beatriz Segura / DPI 2245 22017 0101

 

En relación con la columna del señor Jacques Seidner del día miércoles 16 de mayo titulada “Kompass de espera”, me permito decirle que la misma, con sus apreciaciones sobre la diplomacia, bien pudo estar dirigida al embajador de Israel quien, junto con el representante de la comunidad judía en Guatemala hiciera llegar de manera prepotente y poco diplomática una nota a este periódico en relación con las palabras “métodos de la Gestapo” que fueron utilizados en una nota. Al respecto, el embajador judío también debería saber que como dice Seidner, “un diplomático deberá ser valiente para comunicarle con “discreción” al gobierno donde se halle acreditado “la verdad” sobre temas sensibles locales sin por ello ofenderle ni causarle contratiempos públicos”, también le caería bien recordar que, como dice Seidner, que “el verdadero talento del diplomático es la verdad dicha con fuerza y convicción a su contraparte local, pero siempre con medida y elegancia”, a lo que agregó de cosecha propia, “… y con el debido respeto a la población y autoridades que lo acogen”. Afortunadamente, ya Jose Rubén Zamora con su valentía y claro criterio puso en su lugar al diplomático en mención y con eso hizo propia la voz de muchos guatemaltecos que, como yo, sentimos ofensiva la prepotencia del embajador judío. Tal abuso y prepotencia no se encuentran en las palabras expresadas por el embajador Kompass. Vale la pena intentar ser objetivos.

Etiquetas: