Martes 20 DE Noviembre DE 2018
Cartas

Financiamiento electoral

Fecha de publicación: 10-05-18
Más noticias que te pueden interesar

Jorge Rivera del Águila / DPI 1770 67772 0101

 

El financiamiento electoral es, o puede ser, correcto, lícito, hasta patriótico. Pero no es ese el que nos inquieta, es el financiamiento ilícito, ese que es oscuro, de negras intenciones, interesado, oportunista, malo. Tendrá malas consecuencias, tanto para el país como para ese que lo da, sea a nombre propio o a nombre de una empresa o persona jurídica. Me parece que el Comisionado Velásquez dio en el clavo al llamar al financiamiento electoral ilícito “el pecado original de la democracia”.

 

Un país se interesa, se vuelca, se estremece, cuando vienen elecciones presidenciales, en especial en este nuestro país catalogado de manera incuestionable, como presidencialista, porque aquí lo que diga “el presi constitucional”, o “don gobierno”, es palabra final, como si quien ocupa la presidencia del país fuera alguien fuera de este mundo, no los seres humanos mediocres que tantas veces aparecen, muchas veces incapaces de dirigir la nave del Estado, sorteando las tempestades y las borrascas, y llevarlo a un puerto seguro, a un desarrollo que impida o disminuya la miseria, la enorme ignorancia y la falta de cultura y educación, que lo lleve a una Guatemala mejor.

 

Etiquetas: