Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Cartas

Los procesos por genocidio, desaparición forzada o tortura no han terminado

Fecha de publicación: 17-04-18
Más noticias que te pueden interesar

César Leonel Mejía Rodríguez / DPI 1876 03146 0101

 

Con el fallecimiento del último ex-Jefe de Estado, General José Efraín Ríos Montt, quien gobernó entre marzo de 1982 y agosto de 1983, legalmente se extingue la persecución penal contra su persona, por los casos de genocidio, tortura o desaparición forzada en los que pudiera haber sido acusado. Pero aunque legalmente ya no se pueda perseguir más a Ríos Montt por su fallecimiento, todavía hay otros exoficiales del Ejército de Guatemala acusados de esos delitos, y para quienes los procesos deben continuar. Es importante que haya justicia, para que los hechos del Conflicto Armado Interno no vuelvan a ocurrir en nuestra historia. Aunque es cierto que la justicia fue bastante tardía, porque primero han muerto todos los expresidentes y exjefes de Estado y otros exoficiales más implicados; sin embargo todavía hay personas que tienen y deben responder por esos hechos. Es importante que se reconozca oficialmente la responsabilidad del Estado en esos crímenes y delitos de Lesa Humanidad. Porque una cosa era enfrentar en lucha a la insurgencia armada y otra muy distinta, era atacar a población civil desarmada, que fue lo que lamentablemente ocurrió en la mayoría de casos. Y eso no debe quedar impune, debe reconocerse la verdad. No es venganza, es búsqueda de justicia. Y tampoco debemos fomentar más el odio, pero sí reconocer la verdad, para que no vuelva a ocurrir. Ríos Montt murió enfrentando proceso penal y con arresto domiciliar, como correspondía. Tampoco quedó en la impunidad absoluta.

Etiquetas: