Viernes 21 DE Septiembre DE 2018
Cartas

¡Despertemos ciudadanos!

Fecha de publicación: 01-02-18
Más noticias que te pueden interesar

Lillian Irving Antillón / DPI: 2211 13681 0101

Como ciudadana guatemalteca, quiero expresar estas líneas. Es mi opinión personal:

Estamos inmersos en una caída que amenaza el futuro de nuestro país. El ejecutivo y el Legislativo se proponen devolverle el poder a las mafias enquistadas en nuestro gobierno, nombrando juntas directivas y gabinetes afines a sus demandas perversas. Persiguen o destituyen a funcionarios probos y honestos, con argumentos sin fundamento para ir acorde con ciertos grupos en el poder actual.

La Conferencia Episcopal se ha pronunciado ante los últimos acontecimientos. Expresan que la falta de rumbo del Estado vive bajo la dictadura de la corrupción. Manifiestan su exigencia que la elección de Fiscal General y Contralor de Cuentas se defina con personas con valores éticos y otras cualidades. Ya existen acciones legales plenamente justificadas, ante la Corte de Constitucionalidad, en contra de la elección de la Junta Directiva del Congreso.

¿Guatemala es un país conservador? Lamento no compartir este criterio. Conservadores son un pequeño grupo de las élites. Ser conservador ha significado no avanzar ante los cambios globales, quedarnos estancados en los siglos XIX o XX. Seguir despojando de nuestros recursos al país para enriquecer a unos pocos, como si fuéramos una finca, mientras el resto de la población se sigue sumando a la pobreza. O continuar viviendo en la época de los dinosaurios. La mayoría de guatemaltecos queremos avanzar y progresar. ¡Participemos ciudadanos! ¡Hagamos valer nuestra voz! ¿O queremos que todas las generaciones se marchen de Guatemala: mano de obra calificada que servirá a otros amos, fuga de cerebros entre la comunidad científica, aumento en la migración a países desarrollados? ¿Qué país estamos heredando a nuestros hijos?

Etiquetas: