Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Cartas

El monstruo de seis cabezas

Fecha de publicación: 31-01-18
Más noticias que te pueden interesar

Francisco Arturo Rivera Véliz / DPI 1700 90884 0101

 

Constantemente escuchamos por los diversos medios de comunicación, las frases siguientes: “la rosca que envuelve al Presidente”; “las joyitas que asesoran al Presidente”; “los ineptos que rodean al Presidente” y otras muchas más. Estos individuos que acompañan y envuelven al Presidente de la Nación, son operadores eficientes, cuyo propósito u objetivo principal es facilitar que las decisiones u orientaciones que el presidente autorice o proponga, vayan paralelas a los planes individuales de los verdaderos Sujetos de dominio que existen en Guatemala. Es decir que no se le puede llamar “inepto” a un esbirro, que lleva cabalmente y con eficiencia la función que se le ha asignado al tenerlo posicionado en los puestos claves del gobierno de turno.

 

Al seguir insistiendo en la ineptitud de los asesores del Señor Presidente, fortalecemos la intención de estos engendros, de que la atención ciudadana se dirija a lo aparente y no a lo esencial. Estos testaferros siempre han estado presentes en todos los gobiernos desde la llamada “apertura democrática” (y desde siempre), con la única diferencia que lo que cambia, es el nombre de cada una de estas criaturitas y la Historia guatemalteca es fiel a los hechos de los gobiernos anteriores (Vinicio Cerezo, Jorge Serrano Elías, Álvaro Arzú, Alfonso Portillo, Oscar Berger, Manuel Colom y Otto Pérez), Estos infernales sujetos representan los intereses de las verdaderas cabezas que están, pero que no están, fuera del domino público. Quien es esa cabeza se pregunta usted querido lector, pues es una de las tantas que posee ese cuerpo maligno llamado “poder, prestigio y dinero” constituido por todo vicio humano (corrupción, ambición, lujuria, codicia, avaricia, etcétera). Mencionemos ahora a las cabezas de este cuerpo salido del averno, las cuales tienen cada una a sus propios esbirros en la conciencia de nuestro “Señor Presidente”, siendo estas: “El sector económico CACIF”; “La institución castrense conocida como Ejército de Guatemala”; “La Gremial Sindical”; “El narcotráfico”; “Algunas denominaciones tradicionales y no tan tradicionales religiosas más significativas del país”; “Instituciones autónomas y semiautónomas”; “Movimientos sociales de todo tipo; etcétera. Tenga presente que cada sujetito peleará por su patrón. Sabemos que la profesión de nuestro “Señor Presidente”, fue el de representar, (por favor tenga claro que representar no implica interpretar) los libretos que otros escribieron para él. Por lo tanto el Señor Presidente es fiel a su papel y sigue representando el libreto que otros escriben para él, no olvide que representar no interpretar, ya que para interpretar es requisito el entender. Por lo que no podemos esperar de nuestro “Señor Presidente” que haga algo que está más allá de sus capacidades de entendimiento y de valor. Queridos conciudadanos, esforcémonos por no ser conducidos como borregos simplemente por percibir lo que es obvio.

 

Etiquetas: