Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Cartas

El abuso físico y emocional en un niño, y sus repercusiones en su vida futura

Fecha de publicación: 19-01-18
Más noticias que te pueden interesar

Marco Tulio García Escobar / DPI 1949 92918 0101

Toda planta y animal en su temprano desarrollo es indefenso, sensible al menor trauma físico, y es fácil observarlo en una pequeña planta recién brotada, que fácilmente se muere si la tocamos o si le echamos mucha agua o ninguna. Igualmente es un cachorro de cualquier especie animal. Igualmente el ser humano, pero a diferencia de los otros animales al tener un cerebro mucho más grande, su crecimiento y desarrollo requiere más tiempo. Por esto mismo, el tiempo en que será más sensible a cualquier noxa interna o externa, es más largo. El abuso físico y emocional en un niño en sus primeros cinco años no será recordado conscientemente por él en su vida adulta, pero la grabación siempre estará allí, y saldrá en situaciones especiales como el sueño y bajo efecto de algunas substancias naturales o sintéticas –psicofármacos, drogas ilegales, etcétera–. Pero este abuso si es causa de enfermedad mental y moral en todas sus formas –psicosis, neurosis, vicios y compulsiones, codicia, corrupción, conductas sexuales y alimentarias enfermizas– parafilias, obesidad, anorexia nerviosa, etcétera–. Y se hace más énfasis en el abuso sexual, porque la sexualidad al igual que el instinto agresivo siempre ha estado lleno de prejuicios –son instintos de sobrevivencia– pero cualquier tipo de abuso puede ser igual o más dañino que este, y todo depende del sufrimiento, angustia, ansiedad, miedo, terror que pudo haber provocado. El niño con el simple hecho de sentirse desprotegido por la madre o incluso el solo hecho de prever el alejamiento de esta –es más cercana al niño por situación biológica, o como diría uno de tantos dipucacos, perdón, diputados, “es un accidente biológico”– genera mucha angustia. La violencia psicológica, física y sexual en el niño es muy dañina, y dependerá como dijimos anteriormente, del contexto y de la angustia, temor y terror que ocasionó. Todo ser animal instintivamente trata de evitar todo lo que le produce dolor y displacer, y en cambio busca el placer, aunque a veces sea dañino, como el caso de las adicciones de todo tipo –comida, sexo, substancias químicas naturales o sintéticas, trabajo, actividad física, religión, etcétera. Una adicción es una necesidad compulsiva de algo o alguien.

Etiquetas: