Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Cartas

Cambios a la ley electoral y de partidos políticos

Fecha de publicación: 23-12-17
Más noticias que te pueden interesar

Ruth De León / DPI 1989 82585 1601

 

Los guatemaltecos debemos aspirar a tener una ley electoral y de partidos políticos –LEPP–ejemplar y de calidad.  Es importante y necesario que los  diputados realicen cambios a la LEPP pero no a la carrera.  Con respecto a la NO reelección, la Corte de Constitucionalidad ha respondido que no puede vedarse ese derecho a los diputados y alcaldes.  Pero observemos qué está pasando en Guatemala con las reelecciones al infinito: 1. Abuso nocivo del poder  (Hichos-Chiquimula, Medrano-Chinautla, Quej-Cobán, Barquín y Baldizón-Petén, Crespo-Escuintla, Arzú-Guatemala, Coro-Santa Catarina Pinula, Martínez-Jutiapa, Ríos Montt-Guatemala, Rivera-Mixco, Arévalo-Quiché, entre otros). 2. Ahora, se facilita que un legislador se perpetúe en el cargo durante décadas, sin dejar espacio a que entren las nuevas generaciones en la arena política. 3. Descuidan el trabajo legislativo y los alcaldes el trabajo municipal, ya que para ser reelegidos respectivamente, tienen incentivos para dedicarse más tiempo a una especie de “campaña permanente” en el municipio. 4. La reelección se ha prestado a que se hagan gastos exorbitantes en las municipalidades para hacer obras muy vistosas, pero que no son necesarias; todo para crear la impresión de que el diputado o el alcalde sí está trabajando por su localidad. Aquí caen los alcaldes con sus obras “monumentales” en municipios paupérrimos. 5. El ocupante del cargo tiene una clara ventaja a la hora de llegar a la reelección, especialmente por la gran cantidad de recursos públicos que  tiene a su disposición. 6. La fidelidad es una virtud que debe fomentarse; actualmente ni diputados ni alcaldes respetan los partidos políticos.  Por lo tanto no se les debe permitir cambiarse de partido político durante su gestión y durante la solicitud de reelección.  Alcalde o diputado que se cambie de partido político debe de prohibírsele participar en la siguiente reelección. Todo lo anterior son algunos puntos por los que nosotros la ciudadanía estamos hartos de la reelección, en resumen la vomitamos.

 

Mientras en Guatemala NO EXISTA una educación de calidad, la cual debería de ser fomentada por diputados, alcaldes, presidentes, ministros, etcétera, lamentablemente NO podemos pensar en que tanto los diputados como los alcaldes pueden realizar una carrera en el Congreso o en las municipalidades como bien ocurre en países desarrollados.  Cuando un país posee educación de calidad, desde preprimaria, primaria, secundaria, diversificados, universitaria y posgrados, existe la capacidad de pensar en quien elegir para el bien común; Ahora es la oportunidad para realizar una LEPP de calidad, bien hecha. Queremos una LEPP seria que fomente la paz, armonía, representatividad, responsabilidad y el buen vivir en Guatemala.  NO UNA LEPP peor es nada y desechable!!! Los actuales diputados del Congreso no pueden hacer una buena LEPP, tienen demasiados intereses personales y no tienen la voluntad de cambiar.

 

Etiquetas: