Jueves 17 DE Octubre DE 2019
Cartas

Quieren una CICIG y un MP que no hagan nada

Fecha de publicación: 12-10-17

César Leonel Mejía Rodríguez / DPI 1876 03146 0101

El presidente de la República, Jimmy Morales, fracasó en su intento de expulsar del país al comisionado de la CICIG, Iván Velásquez. La Corte de Constitucionalidad resolvió favorablemente el amparo interpuesto por el Procurador de los Derechos Humanos, Jordán Rodas, a favor del comisionado Velásquez contra el presidente. La razón fue que Morales no respetó algunas normas nacionales e internacionales, como que la decisión no podía ser unipersonal, sino tenía que tomarla en Consejo de Ministros, ser refrendada por el Canciller de la República y omitió también resolver en conjunto con Naciones Unidas, sobre la situación del comisionado Velásquez. Por lo tanto, el presidente Morales cometió un error mayúsculo en política exterior y nacionalmente, ha quedado como un gobernante que se presta a los intereses de grupos y sectores señalados de corrupción y crímenes. En los últimos años, la CICIG junto al Ministerio Público y con el apoyo ciudadano, han tenido una lucha frontal contra la corrupción y el crimen, lo que ha llevado a varias estructuras políticas y económicas a prisión y a enfrentar procesos penales. Se dice mucho que la CICIG no persigue a ciertos sectores políticos de izquierda y a un grupo empresarial, pero la realidad es que ninguno que comulgue o haya comulgado con la política tradicional o la vieja política puede estar conforme con el actuar de la CICIG ni con el rescate de las instituciones que ha iniciado. De ahí devino el intento de expulsión del comisionado. En todo caso, el gobierno y los sectores que lo apoyan, buscan y quieren una CICIG y un MP que no hagan nada, que no toquen a ningún sector político o económico, tal como fue en los años del primer comisionado, Carlos Castresana, donde solo se persiguió a individuos en algunos casos, pero no hubo ninguna verdadera lucha contra las estructuras paralelas, cosa que inició con el segundo comisionado Francisco Dall’Anese y que ha profundizado el tercer comisionado, Iván Velásquez. Y no podemos retroceder en la lucha contra las estructuras paralelas que favorecen la corrupción y el crimen.