Lunes 24 DE Junio DE 2019
Cartas

Los vicios de los Señores Feudales del siglo XXI

Marco Tulio García Escobar / DPI 1949 92918 0101

Las adicciones de todo tipo han acompañado al hombre desde épocas remotas, y tienen que ver con la insatisfacción perenne del homo sapiens, lo que le hace buscar incansablemente fuentes de placer. Entre las principales adicciones están: 1) Las substancias químicas: naturales y sintéticas: alcohol (vinos, ron, whisky, tequila, vodka, ginebra, cerveza, sake, etcétera) , marihuana, cocaína, LSD, opio, metanfetaminas, etcétera, y existen desde el momento en que alguien curioso probó substancias fermentadas y se emborrachó y se le quitó la ansiedad y el miedo 2) Sexo: Una fuente muy importante de neurotransmisores cerebrales y placer. Formas de obtener placer relacionado con esta función reproductora son muchas: sexo convencional (normal), sexo no convencional con sus múltiples facetas (sadomasoquismo, fetichismo, voyerismo, homosexualidad, exhibicionismo, onanismo, pedofilia, zoofilia, pornografía, etcétera). 3) Poder: la conducta del afán de dominio sobre los demás (poder económico, poder político, poder militar, poder religioso, poder sobrenatural, etcétera). 4) Codicia: el afán de siempre querer tener más bienes materiales (dinero, tierra, edificaciones, empresas comerciales, etcétera). El Feudalismo fue un sistema de poder que predominó en Europa occidental entre los siglos V y XV de nuestra era, y se caracterizó por lo siguiente: la difusión del poder desde la cúspide (donde en teoría se encontraban el emperador o los reyes) hacia la base donde el poder local se ejercía de forma efectiva con gran autonomía o independencia por una aristocracia, llamada nobleza (duques, marqueses, condes, barones, caballeros, etcétera). En Guatemala en el siglo XXI han aparecido recientemente verdaderos Señores Feudales, que a través de la política se han apropiado del erario público (dinero del pueblo) y se han enriquecido increíblemente (cientos de millones de quetzales) , y lo único que les falta es tener castillos e iglesias propias y verdaderos esclavos.

Fecha de publicación: 15-08-17