Lunes 19 DE Noviembre DE 2018
Cartas

Reformas a la Constitución

Fecha de publicación: 14-10-16
Más noticias que te pueden interesar

Luis Fernando Levi / ati2000@hotmail.com

Establecer jurisdicciones indígenas es sumamente complejo y no resolverá los problemas de justicia que enfrenta la población en general. En Guatemala hay no menos de 23 grupos indígenas y para legitimar los procesos de la “Ley Ancestral” en cada uno, se haría necesario crear protocolos y códigos procesales en cada uno en su propia lengua, que traerá confusión como en la “Torre de Babel”. Esa propuesta sería equivalente a dar jurisdicción a las costumbres y tradiciones de cada familia guatemalteca.

Para evitar caer en semejante enredo es que existe la ley común, plasmada en los códigos Civil, Mercantil, Familia, Trabajo, Penal, etcétera que aplican por igual a todos los ciudadanos guatemaltecos. Recordemos que el Estado de Guatemala lo conforman el territorio nacional, sus habitantes y las leyes que nos rigen. Reconocer a nivel constitucional la “Ley Maya”, paralelamente a las leyes existentes, es un atentado contra el Estado y solamente logrará más retraso, racismo, segregación e injusticia en las comunidades indígenas.

Nadie niega que las leyes ancestrales son aplicadas en las comunidades guatemaltecas, así como los padres de familia imponemos orden y disciplina en nuestros hogares, pero ese mandato está sujeto el imperio de las leyes del Estado. El problema más urgente es eliminar el nepotismo, tráfico de influencias, corrupción e inoperancia que plagan al sector justicia. Es allí donde se deberían enfocar las reformas a la Constitución.

Etiquetas: