Lunes 24 DE Septiembre DE 2018
Cartas

Cuatro cosas nos mantienen ocupados

Fecha de publicación: 29-07-16
Más noticias que te pueden interesar

Marco Tulio García / DPI 1949 92918 0101

Según la Teoría del Análisis Transaccional (Eric Berne, 1910-1970) el tiempo entre dormir y dormir, y para evitar el aburrimiento –algo que es intolerable– lo utilizamos en cinco cosas: 1. Actividades, 2. Pasatiempos, 3. Juegos psicológicos, 4. Intimidad, 5. Rituales. Las Actividades son todas las cosas que hacemos conscientemente, principalmente con un fin determinado como ganar dinero o aprender: trabajar, discutir sobre un tema, estudiar, competir en los deportes, pensar, escribir, leer un periódico, etcétera. Los Pasatiempos es lo que hacemos para distraernos, solo para pasar el tiempo, sin ningún fin lucrativo u otro: hablar de carros, fútbol, películas, de los demás (el “chisme”), de ropa, de los niños; ir a fiestas, un evento deportivo, un cumpleaños; leer una novela. Incluso seguir estos últimos casos jurídicos de nuestro país (Cooptación del Estado) para algunos no fue nada más que un pasatiempo. Los juegos psicológicos: son actividades más inconscientes, en que aparentemente se está haciendo algo conscientemente, pero en el fondo hay un fin inconsciente, aparentar estar haciendo o diciendo algo, pero se busca un fin escondido, y lo que se quiere evitar es el contacto íntimo. E. Berne lo describe muy bien en su libro Los Juegos que todos Jugamos. Menciona varios de ellos que él les puso nombre: “Rapo”, “Alcohólico”, “Si no fuera por tu culpa”, “Alboroto”, “Por qué siempre me pasa a mí”, “Pata de palo”, “Patéame”, “estúpido”, etcétera. Intimidad: es lo que hacemos en la intimidad, con la gente de confianza (principalmente familia): acariciarnos (física y/o verbalmente) llegando hasta los actos sexuales plenos. Rituales: son formas sociales estandarizadas y programadas de llenar el tiempo, en que siempre se hacen en la misma forma: rituales religiosos –Misa u otro Servicio religioso–, orar o rezar, etcétera. La forma que el niño aprendió a usar el tiempo es lo que determinará en qué forma se comportará el adulto, “normal” o “anormal”.

Según E. Berne nuestro tiempo lo llenamos con estas cuatro formas de actividades, y algo que puedo agregar es que el uso de las sustancias adictivas (drogas) nos hacen perder la noción del tiempo, y nos evitan tener que elegir entre una actividad u otra para evitar el aburrimiento –por ejemplo, cuando estamos con los amigos bebiendo alcohol, no sentimos el tiempo–.

Etiquetas: