Martes 10 DE Diciembre DE 2019
Cartas

No trabajé en la G2

Fecha de publicación: 11-06-16

Coronel Edwin Rolando González Ochoa / DPI 2270-38266-1323

Soy coronel del Ejército de Guatemala en situación de retiro, atentamente hago la nota aclaratoria: En elPeriódico del domingo 29 de mayo y en elPeriódico del 5 de junio, ambos del presente año, en el espacio de la sección elPeladero, se me hacen señalamientos sumamente delicados, que constituyen difamación y calumnia, mismos que afectan mi vida personal, familiar y laboral; a continuación presento los documentos que demuestran que su publicación está equivocada, por lo que demando una disculpa pública:

Según consta en certificación No. 429-DCSMIEG-SAGE-GAVE-SCPA-2016 extendida por el Ministerio de la Defensa Nacional, a través del Servicio de ayudantía General del Ejército, jamás pertenecí o trabajé en lo que ustedes llaman la G2, sí, es cierto que conozco al señor General Francisco Ortega por ser un miembro de la Institución Armada, pero nunca estuve bajo sus órdenes, no teniendo por lo consiguiente ningún tipo de relación laboral con él. (Adjunto certificación del historial de puestos en el Ejército de Guatemala)

Asimismo afirman que recientemente fui contratado como asesor del despacho del Ministerio de Desarrollo Social. Lo cual es completamente falso pues no tengo el gusto de conocer personalmente al señor Ministro. Lo compruebo con la Nómina Renglón 029 UDAF Mayo-2016 de dicho Ministerio donde son contratados los asesores en mención.

En cuanto al hecho de haber estado sujeto a los Tribunales de Justicia hace casi 46 años, es de hacer notar que posteriormente al debido proceso seguido en mi contra, fui absuelto de todo cargo, extremo que puede usted verificar solicitando la constancia respectiva a los órganos jurisdiccionales, por lo que conforme a los Artículo 14 y 22 de nuestra Constitución Política de la República, al no haber sido declarado responsable judicialmente en sentencia debidamente ejecutoriada, soy inocente y el haber sido juzgado no es causa para que se me restrinja en el ejercicio de mis derechos.