Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Cartas

Se perfilan las elecciones en EE. UU.

Fecha de publicación: 19-05-16
Más noticias que te pueden interesar

César Leonel Mejía Rodríguez / DPI 1876 03146 0101

Tras las primarias, en el Partido Republicano se perfila ya el magnate Donald Trump como candidato presidencial. Y en el Partido Demócrata, tras una tímida participación de Bernie Sanders, Hillary Clinton prácticamente ha quedado ya sola con la nominación. Aunque Donald Trump cuenta con importantes simpatías dentro de la ciudadanía blanca estadounidense, no todos en el Partido Republicano están con él. Los republicanos de ascendencia latinoamericana, como el Senador Ted Cruz no le apoyan. Tampoco los expresidentes George Bush padre e hijo, apoyarán esta vez la nominación republicana. Esta será la primera elección norteamericana desde 1980, en que los Bush, como una tradicional familia política, no participarán directamente en la contienda electoral, pues siempre habían competido o apoyaban directamente al candidato nominado por los republicanos. Por su parte, Hillary Clinton venía perfilándose como candidata presidencial desde que fue primera dama en el gobierno de su esposo Bill Clinton (1993-2001). Hace ocho años no pudo competir con el ascenso de Obama, pero ahora, tiene todo para convertirse en la primera mujer en ser presidente de los Estados Unidos. Sin embargo, sectores políticos importantes de Washington, temen más la posible elección de Donald Trump, un millonario ajeno a la política. Trump se ha destacado por sus discursos extremistas, principalmente contra los latinoamericanos migrantes, a quienes no ha dudado de llamar “criminales”. Este radicalismo ideológico y racista de Trump no gusta a la clase política de Washington, en momentos en que Estados Unidos está inmerso en un proceso de cambio en su política exterior, con el restablecimiento de relaciones con Cuba y un mayor acercamiento para atender los problemas y necesidades de los pueblos latinoamericanos y que de alguna manera está replanteando su atención a los conflictos en el mundo. Pero si Trump ha ascendido a la nominación republicana, es porque ha sabido explotar los temores de los votantes blancos de clase media, que ven una amenaza a su estilo de vida con las migraciones de latinoamericanos. De todas maneras, la política migratoria de Estados Unidos tiende a endurecerse, pero Hillary Clinton conoce mejor los hilos del poder en Washington y es mejor aceptada por la clase política de su país y por las clases políticas de los países latinoamericanos. Será mejor apostarle al conocimiento y experiencia, que al radicalismo extremista que ignora la realidad.

Etiquetas: