Sábado 20 DE Abril DE 2019
Cartas

Comentarios a la columna de Jorge Palmieri

Fecha de publicación: 19-04-16
Por: Rigoberto Hurtarte / DPI 2384 55882 0101

En la columna “Miscelánea” del 11 de abril del corriente año me sorprendió el encabezado en donde se cita una frase que pretende ser representativa de cultura e intelectualidad “Respeto quiere respeto”.

Lo que quiero exponer no es en defensa de algún personaje que no pueda defenderse él mismo o que no tiene recursos culturales, intelectuales y económicos. Escribo sobre el señor Embajador de los Estados Unidos de Norteamérica, Todd Robinson. Me anticipo a exponer que yo he tenido Visa Americana por más de sesenta años y la cual actualmente está vigente. Por lo mismo no espero recibir algún reconocimiento para obtener ese documento.

El señor Jorge Palmieri, queriendo citar documentos internacionales escribe en algunas partes algo que carece de respeto a cualquier individuo.

De acuerdo con algunas publicaciones de prensa, la población de la Soberana República de Guatemala está compuesta por 80 por ciento de nativos de color oscuro y sin recursos para educarse o tener atención médica, de manera que son soberanos dependientes de la elite aristocrática, no importando la calidad de su economía o educación.

Critica las declaraciones del señor Robinson en cuanto a la soberanía cuando desde hace más de quinientos años esta soberanía es un mito. Que el señor Palmieri visite el interior de la República y observe las condiciones en que se encuentran hospitales, escuelas y tantos más en las que no tienen otros servicios y recurren a letrinas antihigiénicas. Estos renglones son vitales para la independencia política, social y económica de un país.

Deme un ejemplo de nombres de familias o personas de los Estados Unidos de Norteamérica que se hubieran establecido en Guatemala durante el tiempo de la colonia, hubiesen explotado al nativo no criollo, léase indio como se le trata aquí.

Muchos empresarios de ascendencia europea se beneficiaron con contratos con la UFCO, IRCA, la Tropical Radio y la empresa eléctrica nombre social del que no me recuerdo.  En cuanto al nuncio apostólico y las críticas de los periodistas, así como su mención elogiando al fotógrafo quien destacó el arte del claroscuro, ¿por qué no proponen algún plan de desarrollo que ayude a los pueblos del interior?

Yo creo que al señor Embajador no le quita el sueño si alguien, de manera irrespetuosa, lo califica de impertinente y procónsul del Imperio. Si él tiene tiempo de cultivar hortaliza con la ayuda de estudiantes de la Universidad de San Carlos, algo bueno va a resultar de ese pasatiempo.

Si el señor embajador Robinson creyera que no puede hablar español para que el señor Palmieri y otros lo puedan entender, seguramente se auxiliaría de un intérprete.

Por último, no juzgue a nadie por el color de su piel, recuerde que muchos nacionales de Guatemala son descendientes de africanos y han sido sobresalientes.

En cuanto a la época actual, el presidente Obama y su familia, el gran futbolista Pelé, el boxeador Ali, y el asesinado doctor Martin Luther King y otros miles de personajes en el mundo hacen y hecho un trabajo relevante y han sido orgullosos de su ascendencia.  No conozco qué nivel educativo, económico y social tenga el señor Robinson, pero estoy seguro que no aprendió a preparar discursos ni columnas para los medios políticos.

No sé cómo calificaría usted a aquellos que tienen la piel oscura pero son muy inteligentes y siempre han estado oprimidos y sojuzgados. Me refiero a los indios o nativos de las etnias guatemaltecas.

Si surgiera otro expositor con este mismo criterio le diría lo mismo.

Etiquetas: