Miércoles 26 DE Junio DE 2019
Cartas

Sentencia Sepur Zarco

Fecha de publicación: 02-03-16
Por: César Leonel Mejía Rodríguez / DPI 1876 03146 0101

Un militar y un ex comisionado militar, fueron condenados a 240 y 120 años de prisión, por los delitos de asesinato, desaparición forzada y violación continuada, entre otros. En Sepur-Zarco, departamento de Izabal, funcionó un destacamento militar en la época del conflicto armado. Se supo que ahí secuestraron, asesinaron y desaparecieron a los pobladores y las esposas de estos, fueron esclavizadas para hacer trabajos domésticos y sometidas a una continua violencia sexual. El abogado defensor de los militares acusados, trató de hacer ver como que estas mujeres se habían prostituido con los soldados tras perder a sus esposos. Esto para nada es creíble, ni fue aceptado por el tribunal de sentencia. También dijo este abogado que el Ejército no había tenido una política de violencia sexual. En el marco del infame conflicto armado que vivió Guatemala, además de los secuestros, asesinatos, masacres y desapariciones forzadas, fue una práctica común de las fuerzas represivas del Estado y también de los escuadrones de la muerte privados, abusar sexualmente de las mujeres opositoras a la política gubernamental, o en su caso, abusaban sexualmente de las mujeres de quienes eran sus opositores políticos, como una manera de tener poder sobre sus adversarios. Fue una aberración y una infamia la que practicaron los grupos de poder contra estas personas, y esta práctica de violaciones se dio tanto en el área urbana como rural. Por eso, esta sentencia del caso Sepur-Zarco es ejemplar, y es de esperar que hayan más sentencias condenatorias por casos de este tipo. Esto nunca más debe repetirse en nuestro país, por ello es importante que hoy se haga justicia. Felicitaciones a la jueza Jassmin Barrios y a los integrantes de su tribunal, por condenar al menos, a algunos de los perpetradores de ese tipo de violencia en algún lugar del país.