Martes 19 DE Febrero DE 2019
Cartas

¿Alianza para la prosperidad?

Fecha de publicación: 23-12-15
Por: Luis Fernando Levi / ati2000@hotmail.com
Más noticias que te pueden interesar

El viernes 18 de diciembre, el presidente Barack Obama anunció que el Congreso de EE. UU. había aprobado US$750 millones “para fortalecer instituciones en los países del triángulo norte centroamericano”, con un recorte de US$250 millones. Ese mísero apoyo comprueba la falta de conocimiento de la administración Obama acerca de los problemas y rezagos que sufren nuestras sociedades, en gran parte secuelas de la Guerra Fría. Además, revela falta de interés y seriedad en resolver el problema de la migración ilegal de miles de niños hacia EE. UU., desencadenada por las falsas promesas electorales que Obama pregonó sobre la reforma migratoria para unificar familias, donde el crimen organizado aprovechó las expectativas y ganó cientos de millones de dólares.

La tesis de que la violencia obliga a los niños centroamericanos a migrar hacia el norte es burda excusa a la realidad. En nuestros países la violencia ha sido pan de cada día por más de medio siglo, y durante ese mismo periodo de tiempo los gobiernos de EE. UU. enviaron armas para apoyar las dictaduras militares en vez de asistencia para el desarrollo integral de nuestras sociedades. El resultado está a la mano: más violencia a manos de las pandillas en vez de las guerrillas.

Si hacemos cuentas y las estadísticas se aproximan a la realidad, en Guatemala, Honduras y El Salvador hay 16 millones de personas viviendo bajo el nivel de la pobreza, según el PNUD, donde EE. UU. contribuirá con Q1 (US$0.13) por día por persona en cada país centroamericano. Pregunto a Barack Obama: ¿Usted cree que esa limosna logrará cambios positivos en la problemática? Si tenemos un problema, lo analizamos y se formula un plan de acción efectivo para resolverlo, con los medios necesarios. De lo contrario el problema continuará sin solución. Lo notable aquí es que Nicaragua queda excluida de la problemática, ¿Será que el apoyo de Cuba y la URSS les dio mejor resultado?

Etiquetas: