Domingo 18 DE Noviembre DE 2018
Cartas

Volver al pasado

Fecha de publicación: 12-12-15
Por: Lillian Irving Antillón / DPI: 2211 13681 0101
Más noticias que te pueden interesar

El panorama del próximo gobierno luce decepcionante. Pobre Guatemala: se luchó en las plazas, se logró sacar a los gobernantes ladrones, pero vinieron las elecciones y ahora todo volverá a ser igual. Los de siempre –los dueños del poder– hoy descansan aliviados en sus cómodas poltronas. La otra opción en la segunda vuelta electoral tampoco era la mejor, pero el pueblo se volcó –ingenuo– a votar por un personaje nuevo en la política, debido al hartazgo que ya existía.

Pero ya se vislumbra lo que viene el próximo año: ¡Nombrar personajes oscuros, de la rama más conservadora del Ejército para Inteligencia Civil! Aunque hayan revocado el nombramiento, lo intentaron. La luz eléctrica ya no tendrá tarifa social para ciertos sectores. Claro, afecta a la clase trabajadora. Medios escritos importantes, quitan a columnistas de pensamiento alternativo, para que la gente ya no tenga acceso a opiniones diferentes a las del statu quo. Surgen grupos “ambientalistas”, con argumentos ridículos en contra de la aceptación del cambio climático, sin base sólida científica, y abogan por la privatización de los recursos naturales de la Tierra, que son propiedad de todos los seres vivos que poblamos el planeta.

Y para colmo, ahora los grupos y personajes más retrógrados, como si estuviéramos en la época de la Colonia o en la Edad Media, descalifican, insultan, amenazan, a los grupos con pensamiento dirigido al bien común, llamándolos terroristas o comunistas solo por opinar en favor de los más pobres y vulnerables.

A Guatemala esa polarización ya le costó décadas de guerra interna y cientos de miles de muertos, entre combatientes y civiles desarmados. Pero el retorno a épocas tan oscuras puede ser la causa de nuevas explosiones sociales.

Etiquetas: