Domingo 18 DE Agosto DE 2019
Cartas

Decisiones

Fecha de publicación: 13-10-15
Por: Mafer Meléndez / mafer.melendez23@gmail.com

“¡No me importa lo que pase!”, “¡No me interesa lo que piensen, es mi vida!”.

Estas frases son muy comunes en la vida de muchos jóvenes. Las buenas y malas decisiones que tomamos durante toda nuestra vida se basan en información que tiene nuestro cerebro, información que obtenemos a través de la interacción con personas que conforman nuestro entorno. Para los padres es muy doloroso y frustrante que sus hijos tomen malas decisiones, pero con la toma de decisiones ellos experimentan y comienzan el proceso de concienciación y prudencia al cometer errores. El ser humano todos los días tiene que afrontarse con situaciones impredecibles, las cuales tiene que buscar la mejor solución. El ámbito familiar, profesional y personal son aspectos importantes porque nos sirven para enfrentarnos a la vida. En el momento en que nacemos no traemos ningún tipo de instructivo que nos indique cómo tener una vida plena, al contrario, todos los días debemos aprender cómo ser personas de bien. Pero aquí está el dilema, ¿Cómo tomo buenas decisiones? primero hay que aclarar que las personas tienden a dejarse llevar, están como en piloto automático, pasan los días y no tienen objetivos definidos, esto es porque es más fácil no hacer nada, es cómodo pero trae consecuencias. No hay que olvidar que la vida siempre pasará factura de tus acciones. Debes tomar decisiones en los aspectos importantes en tu vida, a veces serán difíciles o dolorosas pero se deben tomar, y para esto se debe fijar una fecha inapelable, no modificable y una vez tomada la decisión no hay que voltear atrás, por muy buena o mala que sea, no se debe seguir pensando en qué pasaría si hubieses tomado otra decisión, la tomaste y debes asumir las consecuencias. Tienes que tratar que las decisiones que tomes deben ser tratando de obtener buenas consecuencias para ti, ese es el objetivo fundamental para tener una buena vida, facilitarte las cosas en el futuro. Todas las decisiones que tú creas importantes debes tomarlas con mucha lógica, sin estar agitado, ni molesto, tampoco con autoestima baja, debes estar en pleno dominio de tu sentido común y fortalezas, debes tomarlas con esperanza y fe en el futuro, debes pensar en positivo en afirmación de lo que quieres para tu vida. No te dejes influenciar negativamente y sé feliz.