Jueves 21 DE Noviembre DE 2019
Cartas

La Antigua Guatemala dio un paso adelante

Fecha de publicación: 25-09-15
Por: Julio Roberto Bermejo González* / jrbermejo@bermejolaw.com

Con fecha 25 de agosto de 2015, en una publicación en el Diario La Hora titulada La Antigua Guatemala es una ciudad digna y merece respeto, señalé que la Administración Municipal estaba sumergida en un mar de corrupción y de ineficiencia y que ello estaba situando a la ciudad –Patrimonio de la Humanidad– en un riesgo de perder tal calidad, todo porque ni el Alcalde y el Concejo Municipal, ni el Consejo de Protección de La Antigua Guatemala –que preside el Alcalde– han cumplido con las funciones que las leyes respectivas les asignan. Hay un gran deterioro en el sistema de drenajes; se pierde gran cantidad de agua como consecuencia del mal mantenimiento del servicio domiciliar; las calles se encuentran en un lamentable estado, que se acrecienta por la intensa circulación de vehículos; la criminalidad, el consumo de drogas y la falta de control de los negocios irregulares –bares, discotecas, unos negocios con licencia para una actividad y que se dedican a otra, y otros sin licencia–; las policías que funcionan en forma desordenada y sin capacidad de coordinación entre unas y otras; y muchas otras cuestiones que afectan profundamente a la sociedad antigüeña.

En las elecciones celebradas el 6 de septiembre parece ser que se dio un giro de 180 grados y se eligió como Alcalde a la arquitecta Susana Asensio, una profesional respetable y capaz, persona en la que la comunidad antigüeña depositó su confianza y de la que se espera que haga cambiar el rumbo de la administración municipal y los servicios que presta.

Para la solución de la gran problemática de la ciudad es urgente agregar lo siguiente, que puede ser de mucho beneficio: a) Establecer una amplia área peatonal. Lo anterior coordinado con un eficiente sistema de introducción de los visitantes a la ciudad, a través de transporte desde las áreas de estacionamiento, las que necesariamente deben establecerse. En el resto del mundo muchas son las ciudades que tienen establecido un sistema de esta naturaleza. La carga vehicular que actualmente soporta la ciudad es enorme y el deterioro irreparable. El establecimiento de lo anterior deja a salvo el derecho de circulación de los vecinos. Se tuvo conocimiento de un proyecto que se planteaba como solución a este problema, pero pareciera ser que la corrupción lo paralizó, el cual sería conveniente que volver a analizar o que se formulara otro; b) Es extraordinariamente urgente que la nueva alcaldesa asuma su papel como coordinadora del Consejo para la Protección de La Antigua Guatemala, a efecto de que este se conduzca de forma eficiente en sus labores como ente protector de la ciudad, y quede de una vez resuelto el problema de a quién le corresponde el cobro de las licencias de construcción; c) Debe ponerse atención especial a la autorización de condominios y lotificaciones, porque no escapa al conocimiento de la sociedad antigüeña que en este tema ha habido muchas autorizaciones irregulares.

Pareciera ser que desde la época del doctor Vivar como alcalde se aseguró entre sueldo, viáticos y otras prebendas una suma cercana o mayor a Q80,000.00 y esto razonablemente es una remuneración excesiva, cuya rectificación le corresponde a la nueva alcaldesa rebajándosela y la de los miembros del Concejo a un nivel aceptable, como un gesto y ejemplo de austeridad.

* Doctor en Derecho.