Martes 18 DE Septiembre DE 2018
Cartas

El pésimo servicio del IGSS

Fecha de publicación: 24-09-15
Por: Mario Romeo Mendoza Tzic / jpascual1980@gmail.com
Más noticias que te pueden interesar

Trataré de ser breve, quiero poner en evidencia el mal servicio del IGSS.

Inicialmente deseo manifestarle que he contribuido sin interrupción desde 1968, hasta el 30 de junio de este año (2015) que he dejado de trabajar. Tengo 67 años, fui a hacer trámites de tiempo y para una posible jubilación del IGSS, la presenté en junio, me dijeron que asistiera en tres meses, esto para solicitar número de cuotas aportadas, paso inicial, fui y la persona, Oficina 6, me dijo que en dos meses más –total cinco meses para un trámite–, ¡Es terrible!

Solo quiero comentarle el pésimo servicio del IGSS. El 5 de diciembre de 1975, por razones económicas, utilicé el IGSS, nació mi primera hija, Lelly Johanna Mendoza Salas, y cuando le dieron egreso salió con convulsiones, razón por la cual la tuve que ingresar inmediatamente a la zona 9, un médico que en paz descanse, el doctor Aguja, detectó hematomas, en uno de los emisferios del cerebro, provocados al aplicar un aparato para ayudar al parto, mal aplicado y hasta la fecha yo gasto en medicina mensualmente, y el IGSS, ¡bien gracias!

No utilizo el IGSS, lo intenté hace tres años, llegué a las 2:30 horas y como a las 5:15 el médico de la Policlínica de la zona 11, me llamó y me dijo: “Siéntese, ¿qué tiene y me dijo? se va aplicar esto…”, y viene en octubre, fui en el mes de marzo. Un año más tarde me tuve que internar en un sanatorio privado y me operaron en término de cuatro meses de dos fístulas, el costo, ni le cuento.

Etiquetas: