Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Cartas

¿Con quién nos tocará bailar?

Fecha de publicación: 12-09-15
Por: José García Salas / DPI 2832 62818 1010
Más noticias que te pueden interesar

El partido FCN Nación ganó en primer lugar, el derecho a competir en segunda vuelta por la Presidencia de la República. Pues bien, considero que a nosotros los guatemaltecos que emitimos nuestro sufragio, nos tocó la alternativa de escoger entre los tres (3) primeros que las encuestas pronosticaban; sin embargo, me hubiera inclinado por el cuarto o quinto lugar, pero la votación no es sentimental, sino estratégica y de conveniencia, por lo que aplicando el criterio del antivoto opté por Jimmy Morales, en virtud de que los otros dos, el rojo y el verde no me convencen. El primero con fuertes deseos de gobernar a cualquier precio, con un candidato prepotente y una inversión política que lógicamente tendría que reintegrar a costa del pueblo de Guatemala, el segundo, encabezado por una ex primera dama presidencial, madre soltera, y que pregona a los cuatro vientos y de acuerdo a su conveniencia, que tiene o no tiene experiencia de gobierno. Yo creo que no, porque lo único que se le conoció fue su decidida participación en la distribución de la Bolsa Solidaria y Mi Familia Progresa, financiadas ambas con fondos gubernamentales a los que el Presidente (su esposo) nunca se opuso, sino más bien le proporcionó personal y vehículos militares para su distribución: ambos programas fueron cuestionados por la poca transparencia de su gestión, a tal grado que dos (2) diputadas de esa época, Roxana Baldetti y Nineth Montenegro, se involucraron e interesaron en verificar el manejo e inversión de los fondos y las familias que se suponía estaban siendo beneficiadas. ¡De esta investigación no se supo nada!

En resumen, la señora Sandra Torres desconoce el tema de la Administración Pública, tanto como Jimmy Morales. Entonces, porqué empezar a hablar mal de alguno de los mencionados, si ambos van a nombrar a personas capacitadas, honorables y honradas para conformar su Gabinete de Gobierno; ambos tendrán que contar con el Congreso de la República, la Corte Suprema de Justicia y los grupos de presión, públicos, privados o sociales: sindicatos, universidades, partidos políticos, el narcotráfico y el crimen organizado, la cúpula empresarial, estructuras de corrupción organizadas, etcétera, cuyo propósito es proteger sus intereses económicos o políticos e influir en los hombres o mujeres que ostentan el poder. En fin, nuestro voto y nuestras esperanzas las depositaremos el 25 de octubre en las urnas electorales con incertidumbre, ya que como bien lo dijo doña Rosa María Leal de Pérez: ¿En qué país no hay corrupción? ¡Ojalá no nos equivoquemos y nos toque bailar con la más fea!

Etiquetas: