Martes 22 DE Septiembre DE 2020
Acción

FIFA-Gate: Ex ejecutivos se declaran no culpables

Dos exejecutivos de Fox y la empresa Full Play se declararon el jueves no culpables de corrupción, fraude bancario y lavado de dinero en el marco del megaescándalo de sobornos en la FIFA develado en 2015 por el gobierno estadounidense.

 

Fecha de publicación: 09-04-20
Por: AFP

Los dos ejecutivos acordaron pagar una fianza de 15 millones de dólares cada uno para permanecer en libertad durante una audiencia con la jueza federal de Brooklyn Pamela Chen, realizada por teléfono a raíz del coronavirus.

La empresa uruguaya de marketing deportivo Full Play -propiedad de los argentinos Hugo y Mariano Jinkis- y los dos exejecutivos de 21st Century Fox, el argentino-estadounidense Hernán López, de 49 años, y Carlos Martínez, mexicano-estadounidense, de 51 años, habían sido inculpados el lunes por la fiscalía del distrito este de Nueva York.

“No culpable”, dijeron uno a uno los dos exejecutivos en una audiencia con Chen, a cargo del megadossier que tumbó al expresidente de la FIFA Sepp Blatter y a varios de sus jerarcas.

Los dos exejecutivos de Fox  fueron inculpados de pagar millonarios sobornos a exoficiales de la Confederación de fútbol de Sudamérica (Conmebol) y la Confederación de fútbol de Norteamérica, Centroamérica y el Caribe (Concacaf) a cambio de lucrativos contratos de transmisión de partidos amistosos, la Copa Libertadores, la Copa América o partidos de clasificación para los Mundiales de 2018 y 2022.

Los cargos conllevan penas máximas de prisión de 20 años por cada delito.

Los abogados de López, Martínez y Full Play no respondieron el jueves de manera inmediata a los pedidos de la AFP para comentar su declaración de no culpabilidad.

También fue acusado el lunes en la misma causa el español Gerard Romy, expresidente de la empresa deportiva Imagina, que permanece en su país.

El dossier, actualizado el lunes con las nuevas inculpaciones, reveló más detalles sobre los presuntos sobornos pagados a ejecutivos de la FIFA para que Rusia y Catar acogieran los Mundiales de 2018 y 2022.

En el marco del escándalo FIFA, que estalló en 2015, el gobierno estadounidense ha acusado a unas 45 personas y a varias empresas deportivas de más de 90 delitos y de pagar o aceptar más de 200 millones de dólares en sobornos.