Sábado 28 DE Marzo DE 2020
Acción

Cremas no defraudaron

¿América? No tanto, porque tiene un plantel superior, en figuras y millones de dólares de respaldo; pero el miércoles por momentos fue “ridiculizado” por un Comunicaciones muy bien plantado en el campo…

 

 

Fecha de publicación: 20-02-20
Por: Redacción Deportes

La actuación fue memorable (en serio). El resultado no es tan bueno, pero Comunicaciones dejó un agradable sabor de boca en su partido del miércoles por la noche frente al “fastuoso” América de México, al que le empató (el equipo mexicano fue el que niveló..) “muy honrosamente” por marcador de 1-1 en el estadio Doroteo Guamuch.

Es cierto, los albos pueden perder el juego de vuelta en el estadio Azteca de la ciudad de México, y por varios goles de diferencia; pero, si repiten y desarrollan otro buen planteamiento táctico como el del miércoles, si sus jugadores se la creen de que pueden competir de tú a tú con las “fabulosas” estrellas mexicanas (antenoche lo demostraron de sobra), y si juegan con la concentración que tuvieron en este choque de ida por los octavos de final de la Concachampions, algo pueden sacar del monumental estadio de la ciudad de México. Seguro…

¿Por qué un buen planteamiento?

Comunicaciones pudo ganar el juego del miércoles, y hasta por dos goles de diferencia, si el ‘Cuilapa’ Carlos Mejía no revienta a las nubes el remate de su excepcional jugada del final del partido, sorteando jugadores mexicanos con una velocidad espeluznante…

Y le decimos porqué.

El planteamiento táctico del partido resultó perfecto (creemos sinceramente que Mauricio Tapia recibió “una manita” de Julio César González, que lo aconsejaba al oído todo el tiempo..). Espera defensiva en propio medio campo, desde la rotonda central y sin meterse sus once jugadores dentro del marco.

Con orden, con buenas coberturas y con un cierre espectacular de espacios al rival. Y esa fue la clave para que el América, un equipo que sabe maniobrar muy bien con la pelota, que la hace circular de maravilla, no pudiera lograr nunca las brechas que le condujeran, con contundencia, al marco de los albos chapines.

Y si lo hacían, si el habilidoso Leo Suárez, el grandote uruguayo Federico Viñas Barbosa, y el potente colombiano Andrés Ibargüen y el dinámico y habilidoso zurdo Sebastián Córdoba hacían valer su intenso desequilibrio ofensivo para generar oportunidades, aparecía en el arco un inconmensurable José Calderón, que por un buen rato lo tapó todo. Hasta las más increíbles jugadas de gol del cuadro mexicano…

Hasta que apareció la falla del minuto 89 (no es mucho culpa del ‘Chepo’, porque el tiro raso de Santiago Cáceres, un contención de excepcional distribución de juego, era muy difícil, aunque por supuesto el canalero pudo haberlo desviado hacia otra zona del campo) que permitió a Sebastián Córdoba robarle una victoria justa a los cremas guatemaltecos a un minuto del final del partido…

Al ataque

Después de aquella espera en propio campo defensivo, que se alternó con momentos de buen desdoble al ataque en el primer tiempo (con grandes actuaciones como la de Allen Yánez y Gerardo Gordillo, los volantes Rodrigo Saravia y Alejandro Galindo, que por cumplir labores de cierre de espacios y de anticipación defensiva no lucieron a la ofensiva; y de Jorge Aparicio, que fue brillante para aparecer ofensivamente por la derecha y generar mucho fútbol desde su gran despliegue en el medio tereno), Comunicaciones pasó a atacar con gran suceso.

Ese andamiaje crema que no era defensivo, sino adecuado para anular inteligentemente a un América de mucho mejor plantel y que podía encasquetarnos tres o cuatro goles si se le enfrentaba ingenuamente “de tú a tú”, incluso lució técnico y elegante, con gran capacidad técnica de sus jugadores, a la hora de tomar la iniciativa.

Y después de ese buen primer tiempo que desarticuló la circulación de juego de los americanistas, Comunicaciones se lanzó al ataque en el segundo lapso, tras desgastar al equipo mexicano al brindarle la mayor iniciativa en el juego (una trampa que al final rindió sus frutos…), pero sin que pudiera hacer efectiva su tenue mayor posesión de pelota.

Y allí se mostró la coherencia y efectividad del manejo de partido de los albos, y de su mejor planteamiento del mismo, porque en eso momento, Comunicaciones atacó con vehemencia y efectividad, hasta llegar al gol en el excepcional remate de cabeza de Gerardo Gordillo, tras un largo y genial  centro desde la derecha de Maxi Lombardi…

Para “el Piojo” Miguel Herrera

-¿Qué Comunicaciones se defendió como un equipo inferior en el primer tiempo? Pues no hubiera sido muy inteligente salir a partirse la cara con un rival evidentemente superior, al que después se le atacó con gran efectividad, tras anularlo tácticamente…

-¿Qué se pegaron muchas patadas (no fueron tantas) y se cometieron faltas alevosas que merecieron una expulsión que pudo cambiar el curso del juego, según el entrenador de los americanistas Miguel Herrera? Eso ya lo saben los mexicanos, que al jugar en centroamérica siempre van a recibir patadas. Y reiteramos, esta vez no fueron tantas…

-Es cierto, algunas de esas faltas, y la mano del ‘Tin’ Herrera dentro del área crema, también merecían un marcaje más drástico. Pero esas son características intrínsecas al fútbol, y se sabe que se juega también contra un mal criterio del árbitro, y contra sus fallos. Y es harto sabido que Miguel Marrufo es un árbitro que deja pasar muchas cosas…

-’El Piojo’ Miguel Herrera más debía preocuparse de que su “fabuloso” equipo por momentos fue hasta ridiculizado por los blancos guatemaltecos. Y eso sí debía de darle dolores de cabeza… porque le puede pasar de nuevo en el segundo partido…