Domingo 31 DE Mayo DE 2020
Acción

Liverpool avanza

El Liverpool, vigente campeón de la Champions, se clasificó para octavos este martes al vencer 2-0 al Salzburgo, resultado que le sirve para finalizar al frente del grupo E, tras un partido a vida o muerte, en el que podía caer eliminado en caso de perder.

 

Fecha de publicación: 10-12-19
Por: AFP

Tras casi una hora de sufrimiento ante un Salzburgo que también tenía opciones de clasificación y que puso en muchos apuros a los Reds, el líder de la Premier League resolvió la papeleta con los goles del guineano Naby Keïta (57) y del egipcio Mohamed Salah (58).

Partido complicado

En un duelo de gran tensión, con el perdedor fuera de los octavos debido a la goleada del Nápoles al Genk (4-0), los Reds, letales en la Premier, que lideran sin conocer la derrota, de nuevo sudaron la gota gorda en la Champions.

A la falta de acierto de sus atacantes se unió un rival bravo, sin complejos, capaz de alcanzar con relativa facilidad la portería defendida por el brasileño Alisson. Su resistencia duró casi una hora.

El equipo dirigido por Jurgen Klopp había tenido el gol en la primera parte. Primero a la media de hora de juego, cuando el senegalés Sadio Mané cedió para Salah, que con todo a favor disparó cerca de uno de los postes.

Y justo antes del descanso, de nuevo con espacio, cuando el brasileño Roberto Firmino lanzó una transición, Salah se la dejó a Mané y el senegalés se topó con la figura del arquero Cican Stankovic.

El Nápoles aplastaba al Genk a la misma hora y el campeón de Europa estaba a un gol de la eliminación, con su defensa haciendo aguas. El Salzburgo rompía la línea con facilidad y únicamente su falta de tacto en el último gesto impidió su tanto, a imagen del japonés Takumi Minamino en el 38.

Haaland se queda seco

Con 16 dianas en los cinco primeros partidos de Champions, únicamente el Bayern Múnich (21) y el Tottenham (17) lo habían hecho mejor que el Salzburgo en las primeras cinco jornadas. Ocho de esos goles los firmó el fenómeno noruego de 19 años Erling Haaland, sin acierto este martes, como el resto de los delanteros locales.

Nada más comenzar la segunda parte volvió a funcionar la conexión Mané-Salah, pero el egipcio disparó de primeras demasiado alto (48). Dos minutos después el atacante tuvo un mano a mano con Stankovic y el arquero sacó una manopla prodigiosa.

El partido no daba tregua. En el siguiente ataque Haaland controló un balón largo y su latigazo se fue al exterior de la red.

Los locales estaban envalentonados. Necesitaban un gol y cada vez dejaban más espacio atrás. Lo pagaron caro.

Se llevó el premio Keita, con un cabezazo que culminó una incursión y pase de la muerte de Mané desde la izquierda, dando tranquilidad al defensor del título.

A continuación fue Salah el que por fin acertó, con un disparo casi sin ángulo desde la derecha tras ganar la espalda a la defensa en un pase largo.

Con 2-0 en contra al Salzburgo le hacía falta un milagro que no llegó. El Liverpool se limitó a cumplir con la lógica. 

Nápoles respira
Con el ambiente enrarecido por la mala marcha en la Serie A y los rumores sobre un inminente cese del entrenador Carlo Ancelotti, el Nápoles aparcó la crisis y se clasificó para los octavos de final de la Liga de Campeones goleando 4-0 al Genk belga este martes.

Un triplete del goleador polaco Arkadiusz Milik (3, 36 y 38 de penal) y un tanto de penal del belga Dries Mertens (75) en la segunda parte dio el pase al Nápoles, segundo del grupo E tras el triunfo del Liverpool en Salzburgo.

Mal torneo local

El equipo que entrena Ancelotti, 7º en la Serie A a 17 puntos del líder Inter e inmerso en un conflicto entre la plantilla y la directiva del club por los malos resultados, dependía de sí mismo para clasificarse y apenas dejó margen para el suspense.

El Genk, ya sin opciones, también se lo puso fácil cuando a los tres minutos y ante la presión alta local, el joven arquero belga Maarten Vandevoordt (17 años) falló en su intento de regatear a Dries Mertens y Milik y el goleador polaco aprovechó para enviar la pelota al fondo de la red.

Sin tiempo para reaccionar, el equipo belga se encontró en el descanso con el partido decidido, después de que Milik completara el ‘hat-trick’, con un remate a la altura del punto de penal a un centro desde la derecha de Giovanni Di Lorenzo (26) y después transformando un penal que Vandevoordt había cometido sobre José Callejón (38).

Pese a la superioridad napolitana, el Genk tuvo un par de ocasiones para reducir diferencias, pero el nigeriano Paul Onuachu erró dos mano a mano ante Alex Moret (16 y 42).

Con el partido sentenciado y el pase a octavos en el bolsillo, el Nápoles durmió el partido, dejando pasar los minutos, aunque antes del final tuvo tiempo de redondear la goleada con otro lanzamiento desde los once metros, esta vez transformado por Mertens.

Real, sin presión
El Real Madrid viaja el miércoles a Bélgica para enfrentarse al Brujas (14:00 horas de Guatemala) en un partido sin presión, seguro de ser ya segundo de su grupo A, en el que el técnico Zinedine Zidane podría probar con los menos habituales.

Sin nada que perder ni ganar, salvo la buena imagen, Zidane ha dejado en Madrid al capitán Sergio Ramos y al centrocampista alemán Toni Kroos para que descansen de cara a otros compromisos en el campeonato español.

Y es que el equipo merengue se enfrenta el domingo al Valencia, antes de visitar el 18 de diciembre al Barcelona, con el que se disputa la cabeza de la Liga, en el Clásico aplazado en octubre pasado.

El partido en Brujas se perfila como una ocasión también para que el técnico francés dé minutos a Nacho Fernández, que no juega desde que el 1 de octubre sufriera una lesión de rodilla, de la que acaba de recuperarse.

El defensa se dibuja como la solución de urgencia en la banda izquierda de cara a los partidos de Valencia y Barcelona, tras sufrir Marcelo una lesión muscular en la pierna izquierda y la sanción de Ferland Mendy de cara a Mestalla por su expulsión el fin de semana pasado contra el Espanyol.

Nacho ha sido el único jugador que se ha desempeñado por la banda izquierda cuando han faltado los laterales naturales en esa demarcación.

¿Jovic por Benzema?

Por delante, Zidane debería optar por dar descanso a Karim Benzema, que lo ha jugado prácticamente todo, y dar su oportunidad al serbio Luka Jovic, que apenas ha tenido minutos pese a ser el segundo fichaje más caro del Real Madrid en la última ventana de traspasos.

“Es un momento donde algunos tienen que jugar”, aseguró Zidane este martes en rueda de prensa, dejando entrever que habrá cambios.

En la delantera podría repetir el joven brasileño Vinicius, tras el buen partido que realizó el sábado ante el Espanyol.

El Real Madrid ha entrado además en un racha positiva en la que suma nueve partidos sin perder con siete victorias y dos empates, además de haber marcado en ocho de esos nueve encuentros.

Atlético sufre
El Atlético de Madrid busca hoy una victoria contra el Lokomotiv de Moscú que le asegure el pase a los octavos de final de la Liga de Campeones, para lo que necesitará recuperar su puntería perdida.

El equipo rojiblanco, segundo del grupo D con un punto más que el tercero, el Bayer Leverkusen, necesita los tres puntos en su estadio Metropolitano para asegurarse el pase a la siguiente ronda.

El Atlético también tendría asegurado el pasaporte a octavos siempre que el Leverkusen no gane en el otro encuentro de la llave al Juventus, equipo que ya tiene asegurado los octavos de final como primero de grupo.