Martes 15 DE Octubre DE 2019
Acción

Stegen salva al Barça

Un Barcelona sin brillo, al que salvó su arquero Marc-André Ter Stegen, empató sin goles (0-0) en su visita al Borussia Dortmund, este martes en la primera jornada del grupo F de la Liga de Campeones, en un partido que sirvió para la reaparición tras su lesión de Lionel Messi.

 

 

Fecha de publicación: 17-09-19
Por: AFP

El astro argentino, que se dañó en el sóleo de la pierna derecha a principios de agosto en un entrenamiento y que no volvió al entrenamiento del grupo hasta el domingo, empezó como suplente y jugó la última media hora, pero sin poder evitar que el encuentro se quedara sin goles.

Parejos

El ‘Grupo de la Muerte’ de la Champions empieza muy igualado, ya que también hubo empate (1-1) entre el Inter de Milán y el Slavia de Praga en el otro duelo de esta primera jornada.

El héroe del partido para el Barça en Alemania fue el guardameta Ter Stegen, que desbarató varias grandes ocasiones de los locales y que paró especialmente un penal lanzado por Marco Reus en el 56.

Por contra, la peor noticia de la noche para Ernesto Valverde vino con Jordi Alba, que fue cambiado en el minuto 40 tras sufrir “molestias en el bíceps femoral de la pierna izquierda”, según el primer parte médico comunicado por el club.

El partido no pasará a la historia por la calidad del juego, pero sí por la presencia en el once titular del joven Ansu Fati, que con 16 años y 322 días se convirtió en el jugador de menor edad alineado nunca por el Barça en la Liga de Campeones.

Ya desde el inicio del partido en el estadio Signal Iduna Park, el Barça tuvo problemas para construir juego ante un Dortmund muy ordenado.

Gerard Piqué dio un susto a los alemanes en el 13, cuando cabeceó y el balón se paseó peligrosamente por delante de la portería del Borussia, pero la gran oportunidad de la primera parte fue para el equipo alemán, en el 25, cuando Ter Stegen despejó un disparo cruzado de su compatriota Marco Reus.

En el 39, el Dortmund volvió a estar cerca del gol, cuando Reus robó un balón y cedió a Jadon Sancho, pero el inglés, desde la frontal del área, envió alto.

En el 40 llegó el cambio de Jordi Alba, que se había hecho daño ocho minutos antes y que terminó cediendo su lugar en el campo a Sergi Roberto.

Asedio amarillo

En la segunda mitad, el Dortmund llegó a someter al Barcelona a un auténtico asedio, aunque los catalanes resistieron.

Mats Hummels avisó en el 54 con un remate de cabeza que se fue fuera por poco.

En el 56 llegó el penal, cometido por Nelson Semedo sobre Jadon Sancho, pero Reus luego se encontró con el acierto de Ter Stegen.

La entrada de Messi a continuación en el campo no sirvió de revulsivo y las ocasiones siguieron llegando para el Dortmund.

Paco Alcácer estuvo a punto de marcar a su exequipo, pero envió alto (71), igual que Reus en otra gran ocasión en el 75.

Julian Brandt (77) consiguió un potente disparo desde fuera del área que terminó en el larguero y Ter Stegen volvió a salvar al Barça en el 78, de nuevo ante Reus.

En los instantes finales, Messi tuvo una última ocasión para el Barça, pero sin acierto, para cerrar un partido en el que el Barça sufrió más de lo esperado pero pudo conseguir un punto valioso en un estadio complicado.

Liverpool inicial mal

El Liverpool comenzó la defensa de su título de la Liga de Campeones con una derrota por 2-0 en Nápoles, gracias a los goles en el tramo final del partido del belga Dries Mertens (82 de penal) y del español Fernando Llorente (90+2).

En San Paolo se vio un partido abierto entre dos equipos ofensivos y si bien los ingleses tuvieron mejores ocasiones de gol, los napolitanos, que se habían visto salvados por las atajadas de Alex Meret, se llevaron los tres puntos.

Nápoles lidera la llave E con tres puntos, empatado con el Salzburgo, que goleó al Genk por 6-2.

El partido en Italia comenzó con mucho ritmo y ambos equipos tuvieron ocasiones para marcar. El árbitro anuló un tanto al mexicano Hirving Lozano por posición antirreglamentaria (7) y el belga Dries Mertens trató de sorprender a Adrián con un globo desde 30 metros, pero el arquero español estuvo atento para atajar la pelota (19).

El Liverpool respondió con una jugada del senegalés Sadio Mané, que tras recibir el pase de Jordan Henderson, disparó con fuerza desde la izquierda y atajó el joven portero Alex Meret (21).

A medida que avanzaba el primer tiempo, el vigente campeón de Europa se adueñó de la pelota, pero las defensas se impusieron a los ataques y las ocasiones escasearon.

No obstante, los de Jürgen Klopp pudieron irse al descanso con ventaja, pero el brasileño Roberto Firmino envió fuera un cabezazo a la salida de un córner cuando estaba sólo en el punto de penal, con todo a favor para haber marcado (44).

La primera tras el descanso, en cambio, fue para el Nápoles, pero Adrián sacó una mano prodigiosa para evitar el gol en un remate de Mertens (49).

El Liverpool malogró dos buenas ocasiones, primera una contra 2 para 1 que Sané cedió mal a Mohamed Salah (54) y después Meret le sacó con una mano un peligroso disparo del egipcio (65).

A un cuarto de hora para el final, Meret volvió a salvar a los locales, atajando un disparo de Mané, y cuando parecía que los ingleses estaban cerca del gol, Andrew Robertson derribó en el área a José Callejón y Mertens transformó el penal (82).

Y Llorente, que llevaba poco tiempo en la cancha, sentenció en el descuento aprovechando un error de la defensa inglesa.

Valencia sorprende
El Valencia ganó 1-0 en el campo del Chelsea este martes en la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones, en una victoria balsámica que hace olvidar la crisis de los últimos días.

Un gol de Rodrigo Moreno rematando una falta (75) dio al Valencia su primera victoria en Stamford Bridge y tres puntos de oro para ponerse segundo del grupo H, empatado a tres unidades con el Ájax, vencedor del Lille (3-0).

El equipo español, aún convulsionado por el despido del técnico Marcelino García Toral la pasada semana, supo sujetar a un Chelsea que en los últimos minutos del encuentro se volcó sobre la portería valencianista y desperdició un penal enviado al larguero por Barkley (88).

La revolución de los jugadores ‘che’ fuera del terreno de juego negándose a hablar a la prensa en protesta por la salida de Marcelino, se convirtió en un orden férreo sobre el césped de Stamford bridge.