Sábado 17 DE Agosto DE 2019
Acción

Adiós Tokio… adiós

Los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 le quedaron demasiado lejos al fútbol guatemalteco, luego de que la eliminación quedó prácticamente sentenciada anoche con una derrota por 0-3 frente a Costa Rica.

 

Fecha de publicación: 17-07-19
Por: José Corado

Costa Rica derrotó anoche por 3-0 a Guatemala en el juego de ida de la serie eliminatoria rumbo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 en el estadio Doroteo Guamuch Flores.

El triunfo ‘tico’, salvo para los vendedores de humo que dirán que todavía puede clasificar el equipo guatemalteco, sentenció la eliminatoria e hizo sentir a los nuevos dirigentes del fútbol nacional el olor a fracaso de su recién estrenada y polémica gestión.

La derrota sufrida anoche no hace sino confirmar que el fútbol guatemalteco atraviesa por la etapa más triste y pobre de su historia, presentando equipos como esta preolímpica, que se ven enanos táctica y técnicamente frente a rivales con más trabajo como los costarricenses.

Lo de siempre

El inicio del juego de anoche fue un poco más de lo de siempre. Guatemala arrancó con todo en función ofensiva, tuvo la pelota, se perdió un gol increíble en piernas de Jonathan Pozuelos e ilusionaba a los aficionados.

Pero, como siempre, el gol fue de los ‘ticos’, quienes anotaron en su primera llegada al área ‘chapina’ en el minuto 14 cuando Randall Leal aprovechó una serie de errores en la defensa local.

Guatemala reaccionó y mantuvo el dominio territorial del encuentro, pero también, igual que siempre, no tuvo ideas en la definición, errando jugadas de manera infantil y sin representar jamás un verdadero peligro para la bien estructurada defensa costarricense.

Y así, en el infructuoso forcejeo ‘chapín’ por llegar al empate, Costa Rica se encontró con la oportunidad de liquidar el encuentro y lo supo hacer.

Apenas Guatemala fallaba otra posibilidad de gol con un cabezazo desviado, cuando se cobró un tiro libre a favor de los ‘ticos’, el cual fue cobrado en forma perfecta por Roberto Córdoba para poner el 2-0 en el marcador a los 55 minutos.

Y a los 61’ llegó la sentencia con definición de Ronaldo Araya para el 3-0 con el que terminó el encuentro.

El resto del duelo sirvió como un poema a la intrascendencia. Guatemala que quería pero no podía y una Costa Rica que se relajó al extremo de haber podido convertir una histórica goleada en el Doroteo, pero que simple y sencillamente no quiso…

Debacle

Y así terminó la historia. Guatemala agradeciendo el silbatazo final del árbitro panameño Oliver Vergara porque ya estaba de rodillas ante la superioridad de un adversario convincente y demoledor.

Que en el fútbol no hay nada escrito y que se puede pelear el próximo domingo en el Alejandro Morera Soto de Alajuela. Y claro, el enunciado sería válido para cualquier otro equipo, menos para este, tan mal dirigido por Érick González, quien por un capricho de los jugadores y la absurda complacencia de los dirigentes se quedó a cargo del equipo hasta verlo hundido…

Aquí no hay excusas. La preolímpica tuvo un buen fogueo en Europa para el torneo Esperanzas de Toulon, pero está claro que cuando no existe una adecuada dirección, no hay aprendizaje y todo lo que debió alcanzarse en el torneo a experiencia se quedó en el olvido.

Costa Rica 3, Guatemala 0, es el marcador del partido de ida. Todavía falta el resultado de vuelta para saber si no nos llevamos una penosa y abultada eliminación.

Lejos, muy lejos nos quedó Tokio, ese sueño que, como buenos ilusos, nos atrevimos a acariciar, sin darnos cuenta que en la actualidad la pobreza de nuestro fútbol solo da para pesadillas.