Miércoles 17 DE Julio DE 2019
Acción

Concacaf, una vergüenza

La corrupta Concacaf -respaldada por la también corrupta FIFA-, decidió darle un duro golpe a sus afiliados que no tienen peso en el área, luego de aprobar una eliminatoria para el próximo Mundial en la que, a todas luces, intenta blindar a las potencias del área como México y Estados Unidos.

Fecha de publicación: 11-07-19
Por: Juan José Corado

No quiero entrar a defender mucho al fútbol de Guatemala (pese a que sí se verá severamente afectado por esta increíble decisión), ya que el balompié nacional pocos méritos ha hecho para que sea respetado en el plano internacional.

Seguimos en presencia de una liga guatemalteca mediocre, con equipos semi-profesionales y de canchas que dan pena (bien lo dijo el técnico mexicano Antonio Torres Servín, quien dirigió a Antigua), lo que genera que nuestras selecciones y nuestros futbolistas tengan poco respaldo al momento de competir en el plano internacional.

Vergüenza total
Ahora bien, independientemente de las serias deficiencias de nuestro balompié, no podemos dejar de subrayar la vergonzosa decisión tomada por la Concacaf de cara a la próxima eliminatoria.

La siempre corrupta Concacaf, encabezada por el canadiense Víctor Montagliani -quien poco, o nada, sabrá de fútbol-, decidió darle la espalda a los equipos con poco peso futbolístico y económico en la región para proteger los intereses de los “todopoderosos”.

Al señor Montagliani y sus cómplices poco les importó el avance que han tenido países como Panamá, Trinidad y Tobago, Haití y otros.

Como premio a su esfuerzo decidieron mandarlos a disputar una eliminatoria aparte, en la que estarán los “pobretones” y los equipos “pequeños” para que no molesten a los “grandes”.

Que Estados Unidos no haya clasificado al Mundial de Rusia seguramente dejó millonarias pérdidas económicas a varios dirigentes, a la misma Concacaf y a la FIFA, que por ello decidieron tomar esta decisión para no correr muchos riesgos, máxime si se toma en cuenta que Estados Unidos, México y Canadá organizarán el Mundial de 2026.
Montagliani quería quedar bien con Estados Unidos y México por haber tomado en cuenta a Canadá para organizar el Mundial de 2026 y les pagó a lo grande ese favor.

Pensé que los temibles tiempos del reprochable Chuck Blazer, quien dirigió la Concacaf durante 22 años, y quien antes de morir fue descubierto cometiendo actos anómalos en la Confederación, y luego se convirtió en el principal soplón del FBI para sacar a luz el FIFAgate que llevó a la cárcel a muchos mafiosos que manejaban el balompié, entre ellos el ex presidente de la FIFA, Joseph Blatter, habían terminado.
Pero no. Todo sigue igual, ya que las mafias que viven del fútbol siguen incrustadas en la Concacaf y en la FIFA.

Protección total
Es increible que los nefastos dirigentes hayan decidido blindar a los equipos grandes.
Estamos de acuerdo que potencias como México y Estados Unidos están arriba de todos sus rivales porque han hecho un buen trabajo de infraestructura, de organización y de nivel futbolístico.

Sin embargo, al momento de competir tendrían que hacerlo en las mismas condiciones que los demás equipos.
Para muestra un botón, Panamá hizo una gran eliminatoria y dejó fuera del Mundial anterior a Estados Unidos.
Y es ahí donde verdaderamente se genera una eliminatoria directa, sin trampas y sin privilegios.

Debe de clasificar al Mundial el que gane en la cancha, como lo hizo Panamá, pero ¿ahora qué opciones tienen equipos que han crecido mucho en los últimos años con este tipo de eliminatoria?. Casi ninguna.

Doña Concacaf conformó dos eliminatorias. La principal está destinada para las dos potencias y algunos equipos que se han logrado colar como Costa Rica u Honduras. O sea, México y Estados Unidos tienen menos posibilidades de fallar y estarán fijos en el próximo Mundial.

Los demás tendrán que jugar una eliminatoria de consolación, en la que ni siquiera un boleto directo hay, ya que el ganador todavía tendrá que enfrentarse al cuarto lugar de la hexagonal de los ricos.
¡Qué vergüenza!