Martes 25 DE Septiembre DE 2018
Acción

PASILLO NO… PASEO SÍ

El Barcelona goleó ayer 3-0 al Real Madrid en el Clásico del fútbol español y tiñó de azulgrana una Liga que llega a la pausa navideña con el equipo de Lionel Messi como absoluto dominador.

Fecha de publicación: 23-12-17
Más noticias que te pueden interesar

A. Bravo/I. Encabo • DPA. –El crack argentino volvió a ser decisivo en el Santiago Bernabéu, autor de un gol y una asistencia para lanzar al Barcelona en la clasificación.

El Real Madrid cerró el mejor año de su historia, el de los cinco títulos, de la peor manera imaginada: hundido y derrotado ante su histórico rival.

Y las sensaciones que dejó el Barcelona fueron las opuestas a las que dejó el Real Madrid: las de un equipo sólido en defensa y certero en ataque.

La definición

Después de un primer tiempo muy táctico, en el segundo, el conjunto blanco salió dormido y el Barcelona manejó el encuentro a su antojo ante el progresivo desplome de su rival. El comienzo del paseo fue el primer gol del Barcelona, que llegó a los 54 minutos. Kovacic, pendiente de Messi, hizo pasillo a Rakitic, quien progresó hasta el borde del área sin oposición. Cedió a la derecha a Sergi Roberto y este puso el balón para que Suárez marcara a placer.

Siguió el festival azulgrana ante el desconcierto del Real Madrid y a los 63’ apareció la sentencia. Navas salvó el remate de Suárez, luego el uruguayo remató al palo y Carvajal sacó el balón con la mano. Penal y expulsión del lateral blanco. Y gol de Messi en el lanzamiento.

Y en el descuento Aleix Vidal sentenció la goleada tras una gran jugada de Messi. El Clásico fue del Barcelona y probablemente también el título ante un rival mucho más que herido.

¿Una Liga decidida en diciembre?

Ignacio Encabo • DPA. – Con el 3-0 en el Santiago Bernabéu, el Barcelona de Lionel Messi abrió una brecha al frente de la Liga que difícilmente se cierre. Tras 17 jornadas, los azulgrana son líderes con 45 puntos: nueve más que el Atlético de Madrid, 11 más que el Valencia,, y con 14 de ventaja sobre el Real Madrid.

Pausa

La Liga parará ahora dos semanas y regresará el 6 de enero. Quedarán 21 jornadas por delante, 63 puntos en disputa. Para que el trofeo no termine en las vitrinas del Barcelona tendrá que ocurrir algo tremendamente extraño. Lo primero de todo, un descalabro de Barcelona de Ernesto Valverde, de largo el equipo más fiable del momento. Perdió virtuosismo, pero ganó consistencia.

El Barcelona ganó 14 partidos en lo que va de torneo y empató los otros tres. En Champions lleva cuatro victorias y dos empates, mientras que en Copa suma dos triunfos. Las dos únicas derrotas llegaron en agosto, en la Supercopa de España ante el Real Madrid.

El conjunto blanco, por su parte, cerró el año más exitoso de su historia –cinco títulos– con un sabor amargo. Más allá de la derrota del Clásico, están las sensaciones que transmitió en los últimos meses. Una falta de gol acuciante, entre otras razones, tiene al Real Madrid en diciembre con cuatro empates y tres derrotas en Liga. Una losa tremenda para el equipo de Zinedine Zidane.

Los otros

El Atlético sigue fiel al fútbol que tantos réditos le dio en el último lustro, pero ya está eliminado de la Champions y suma ya seis empates en la Liga. La Liga es el gran objetivo que les queda a los rojiblancos, todavía vivos en Copa y en la Liga Europa.

El Valencia no está clasificado para competiciones europeas, por lo que puede centrarse en los torneos domésticos. Es el segundo equipo más goleador de la Liga, pero acumula tres derrotas en los últimos cuatro partidos.

“Campeones, campeones, oe, oe, oe”, cantaban ayer los hinchas del Barcelona en el Santiago Bernabéu cuando el partido moría. “Adiós a la Liga adiós”, coreaban en el feudo madridista mientras los aficionados locales abandonaban cabizbajos sus asientos. La Liga se tiñe de azulgrana.

Etiquetas: