Sábado 17 DE Noviembre DE 2018
Acción

Everton clasifica al Gremio

Una genialidad de su centrocampista Everton en la prolongación (95) permitió a Gremio de Porto Alegre ganar a Pachuca por 1-0, este martes en Al Ain (Emiratos) y clasificar a la final del Mundial de Clubes.

Fecha de publicación: 12-12-17
Por: AFP
Más noticias que te pueden interesar

Renato Gaúcho dio entrada en el minuto 71 a Everton, en sustitución de Michel, que había sido elegido para ocupar el lugar de Arthur, lesionado, una de las estrellas del equipo.

Genialidad

Y Everton solucionó el partido. Recibió la pelota de un saque de banda por la izquierda de Bruno Cortez, se deshizo de dos rivales, Joaquín Martínez y Omar González, y colocó el balón colocado y a media altura.

“Este torneo tiene mucha visibilidad y en Europa me ven, pero ahora estoy en el Mundial. Después del Mundial pensaremos en otras cosas”, afirmó Everton, declarado mejor jugador del partido.

Pachuca, que jugaba su segunda prolongación en tres días, tras haber ganado en el tiempo extra a Wydad Casablanca el sábado, quedó con diez en el minuto 110 por la segunda amarilla a Víctor Guzmán, y ya no pudo levantar el partido.

De esta forma, Gremio, ganador de la Copa Libertadores a finales de noviembre, jugará el sábado la final en Abu Dabi contra el vencedor de la otra semifinal, que juegan el miércoles Real Madrid y el equipo emiratí Al Jazira.

El conjunto brasileño buscará de este forma el quinto título para su país en el nuevo formato del Mundial de Clubes.

La última vez que un equipo brasileño, y sudamericano, ganó el torneo Clubes fue en 2012 con Corinthians.

Gremio ya fue campeón mundial en 1983, cuando el formato era de Copa Intercontinental, entre los campeones de Europa y Sudamérica.

Oportunidad perdida

Pachuca se quedó sin cumplir el sueño de ofrecer a México la primera final de su historia en el Mundial de Clubes, en trece participaciones de las catorce disputadas.

Aunque el primer tiempo, Pachuca jugó mejor, Gremio se hizo con el control del balón en los primeros compases, con cinco hombres en el centro del campo que imponían el ritmo al partido.

Pachuca intentaba sorprender a la contra o con algún disparo lejano, como un intento del japonés Keisuke Honda.

Entrada de Everton

Y los mexicanos dieron un aviso en el minuto 55 con una contra conducida por Guzmán, que obligó al portero brasileño Marcelo Grohe a lucirse.

Pero Gremio siguió buscando el gol y en el minuto 60 llegó su mejor ocasión con un disparo lejano de Luan, que el portero mexicano Oscar ‘Conejo’ Pérez envió a córner con ayuda de uno de los postes.

Pasada la media hora de juego, Pachuca empezó a pagar el tributo de los 120 minutos jugados en cuartos de final contra el Wydad Casablanca.

Gremio, que no tuvo que jugar los cuartos de final, llegaba descansado y empezó a llegar con más asiduidad al arco rival.

Pero Michel, el centrocampista elegido para suplantar al lesionado Arthur no encontraba su sitio en el campo y Renato Gaúcho lo sacó de la cancha en el minuto 71, dando entrada a Everton, que lanzó un aviso con una jugada por la izquierda en el 77.

Pachuca estaba más cansado, pero parecía más ordenado y mejor posicionado en el campo.

Hasta la genialidad de Everton que decantó el partido y casi marca el segundo al final.

 

Real Madrid, a escena

El Real Madrid, tras un mediocre inicio de liga, comienza hoy en Abu Dabi, a las 11:00 horas de Guatemala, su andadura en el Mundial de Clubes, en un partido de semifinales que parece un trámite para el conjunto español ante el equipo emiratí Al Jazira.

Buen momento

Tras la goleada del sábado al Sevilla (5-0) en la liga española, un triunfo en el Mundial de Clubes potenciaría la lesionada autoestima del Real Madrid esta temporada, de cara al Clásico contra el Barcelona, el 23 de diciembre, una semana después de jugar en Emiratos.

“Es una oportunidad de regalar un título más a nuestra afición. Venimos muy motivados después de un gran partido ante el Sevilla y estamos muy bien anímicamente. Ahora debemos mantener ese equilibrio y regularidad”, afirmó el capitán del Real Madrid, Sergio Ramos.

Para ganar el título, el Real Madrid debe vencer primero al equipo de Abu Dabi y después el sábado en la final contra el Gremio Brasileño.

El equipo dirigido por Zinedine Zidane tiene un doble objetivo. Quiere llevarse el título, con lo que lograría la tercera victoria en el torneo en su actual formato, tras los triunfos de 2014 y 2016, igualando el récord del Barcelona, y sería además el primer club en ganarlo dos veces seguidas.

Pero al mismo tiempo, debe administrar el esfuerzo de cara a ese Clásico en el Bernabéu, que se antoja decisivo, ya que una derrota significaría su adiós virtual al título de liga, pues el Barcelona elevaría a once puntos su ventaja actual de ocho.

Una tarjeta roja en una hipotética final impediría asimismo a un jugador madridista tomar parte en el Clásico, ya que la suspensión se aplicaría en el siguiente partido oficial.

Las principales dudas de Zinedine Zidane se centran en Gareth Bale y Raphael Varane, que parecen recuperados de sus lesiones musculares, participando en el primer entrenamiento del Real Madrid el lunes en Abu Dabi, aunque parece poco probable que el técnico francés tome riesgos con estos dos jugadores en la semifinal.

Etiquetas: