Sábado 22 DE Septiembre DE 2018
Acción

Suárez salva el invicto

El Barcelona empató ayer 1-1 ante el Atlético de Madrid gracias a un gol del uruguayo Luis Suárez en el minuto 82 y estiró una jornada más su condición de invicto en la Liga española de fútbol.

Fecha de publicación: 15-10-17
Luis Suárez celebra a lo grande. Por fin pudo anotar un gol importante en la actual Liga y le rescató el invicto al Barcelona en su visita al Atlético.
Más noticias que te pueden interesar

Ignacio Encabo • DPA –El Atlético se había adelantado en el minuto 21 por medio de Saúl, pero una gran reacción del Barcelona en la segunda mitad coronada con el tanto de Suárez igualó el marcador en la primera gran noche del estadio Wanda Metropolitano.

Acarició el Atlético la victoria, pero al final fue el Barcelona el que más cerca estuvo del triunfo. Se volcaron los azulgrana tras el gol de Suárez y a punto estuvieron de conseguir la remontada. Lionel Messi tuvo una falta en el último segundo, pero el balón terminó en las manos de Jan Oblak.

Sin ganar

El empate supuso un duro golpe para el Atlético, que se vio ganador durante muchos minutos. Los rojiblancos llevan sin ganar en Liga al Barcelona desde febrero de 2010, casi ocho años.

El Barcelona empezó a guardar la pelota, a moverla de lado a lado. Paciencia y paciencia era la táctica de los de Ernesto Valverde, a la espera de encontrar un espacio en la defensa rival o de chispazo de inspiración de Messi.

Pero el que encendió la mecha fue Saúl, el hombre de las citas importantes del Atlético. Agarró la pelota en el balcón del área, Piqué no salió a taparlo y batió a Ter Stegen con un espectacular derechazo que entró pegado al poste.

Temblaba el Wanda Metropolitano, con los casi 70 mil espectadores que llenaron las gradas saltando y aplaudiendo el gol de Saúl. Era apenas el tercero que recibía el Barcelona en toda la Liga, pero colocaba al equipo de Messi contra las cuerdas. Necesitaba una reacción.

El poste izquierdo impidió el 1-1 en el 57’. Messi había sido derribado al borde del área. El argentino agarró la pelota, la colocó con suavidad sobre el césped, disparó con la zurda y estrelló el balón al palo. Era su octavo poste de la temporada.

El Barcelona llegó mucho más fresco al tramo final y empezó a acumular futbolistas por delante de la pelota. Así llegaron ocasiones de Umtiti y de Suárez antes del gol de cabeza del uruguayo en el 82’.

Lo celebró con rabia Suárez, que atraviesa uno de los peores momentos desde que llegó al Barcelona. Fue un gol liberador para el delantero tras haber perdido protagonismo en las primeras jornadas. Incluso acarició el 2-1, pero no llegó por centímetros a un centro de André Gomes.

El final fue de infarto, con Griezmann derribando a Messi en la misma línea del área. El argentino fue el encargado de tirar la falta y los miles de hinchas contuvieron el aliento. Oblak paró el disparo y el Atlético respiró.

Etiquetas: